julio 15, 2024

La famosa pintura del siglo XVI de Leonardo da Vinci, la Mona Lisa, ha sido el blanco de dos activistas que irrumpieron en el Museo del Louvre en París, lanzándole sopa al cuadro protegido por cristal a prueba de balas. En un video que se difundió en las redes sociales, se observa a los activistas con camisetas que dicen «Riposte alimentaire» (respuesta alimentaria) llevando a cabo el acto.

Después de arrojar la sopa, los activistas se colocaron frente a la obra de arte, exigiendo el derecho a una «alimentación sana y sostenible», además de manifestar que «nuestro sistema agrícola está enfermo».

La pintura del siglo XVI de Leonardo da Vinci es una de las obras de arte más conocidas del mundo.

La Mona Lisa ha sido objeto de ataques anteriormente, ya que en la década de 1950 fue dañada por un visitante que le arrojó ácido, lo que llevó a la instalación de un cristal de seguridad. En 2019, el museo reemplazó el vidrio por uno a prueba de balas más transparente para protegerla.

Este no es el primer incidente relacionado con activistas y la Mona Lisa, ya que en 2022, otro activista arrojó pastel al cuadro instando a la gente a «pensar en la Tierra».

La Mona Lisa, conocida en todo el mundo, fue robada del Louvre en 1911, y recuperada dos años después cuando el ladrón intentó venderla a un anticuario en Florencia, Italia.