julio 22, 2024

Las autoridades afganas han confirmado este viernes el envenenamiento de 64 alumnas y 15 maestras de una escuela en el centro de Afganistán, víctimas de una sustancia que no ha sido identificada, tras lo que fueron trasladadas al hospital donde tres de ellas permanecen en estado crítico.

El envenenamiento de las mujeres tuvo lugar este jueves en una escuela del distrito de Kiti, en la provincia de Daikondi, según ha confirmado a Efe el director de Información y Cultura provincial del Gobierno de los talibanes, Mustafa Saleh, en un momento en el que la educación secundaria y universitaria femenina está vetada en Afganistán. Además, ha aclarado que no han logrado identificar el material con el que fueron envenenadas ni a los responsables y sus motivos.

Afganistán sufrió un episodio similar en junio de 2023, cuando al menos 82 niñas fueron envenenadas en dos colegios en el norte del país, junto a ocho maestros y dos conserjes. Las afganas han sufrido un severo retroceso de sus derechos desde la llegada de los talibanes al poder en agosto de 2021.

Los fundamentalistas han vetado desde entonces la educación secundaria y universitaria femenina, y han obligado a las mujeres a llevar el rostro cubierto y salir a la calle siempre acompañadas por un miembro masculino de su familia.

Esta regresión de derechos recuerda cada vez más a la postura adquirida por los talibanes durante su anterior régimen entre 1996 y 2001, cuando en base a una rígida interpretación del islam y su estricto código social prohibieron la asistencia femenina a las escuelas y recluyeron a las mujeres en el hogar.

Fuente: 20minutos