julio 15, 2024

Estes Carter Thompson III, de 36 años, un asistente de vuelo de American Airlines, fue arrestado el jueves después de ser sorprendido intentando grabar a una niña de 14 años en el baño de un avión en septiembre. La investigación federal que siguió reveló videos de cuatro víctimas anteriores, todas ellas menores de edad.

Estes Carter Thompson III, de 36 años, fue arrestado en Virginia el jueves.


Thompson, trabajando en un vuelo desde Charlotte, Carolina del Norte, a Boston, Massachusetts, el 2 de septiembre, intentó filmar en secreto a la adolescente en el baño de primera clase. La joven notó pegatinas rojas con mensajes como «EQUIPO DE CATERING INOPERATIVO» y «FUERA DE SERVICIO» en la tapa del inodoro, debajo de las cuales encontró un iPhone sujeto con cinta adhesiva, con la cámara expuesta y la linterna encendida.

Thompson supuestamente escondió su teléfono debajo del asiento del inodoro.


La adolescente, al descubrir el dispositivo, tomó fotos como evidencia y alertó a sus padres, quienes a su vez informaron a otros asistentes de vuelo y al capitán. La confrontación con Thompson ocurrió en el aeropuerto Logan de Boston, donde la policía encontró más pegatinas similares en sus pertenencias y descubrió que poseía grabaciones de otras cuatro niñas menores, de edades tan tempranas como 7 años.

Además de las grabaciones, la cuenta iCloud de Thompson reveló imágenes de una menor no acompañada de 9 años, incluyendo fotos mientras dormía en su asiento. Las autoridades también encontraron cientos de imágenes de pornografía infantil generadas por inteligencia artificial almacenadas en su cuenta iCloud.

Tras el incidente de septiembre, Thompson fue retirado del servicio de American Airlines, y la familia de la víctima de 14 años presentó una demanda en diciembre alegando que la aerolínea no confiscó inmediatamente el teléfono de Thompson, permitiendo potencialmente la destrucción de pruebas.

American Airlines, en respuesta, declaró que toma seriamente las acusaciones y ha cooperado plenamente con las autoridades. Aunque Thompson fue detenido en Lynchburg, Virginia, enfrenta cargos federales de intento de explotación sexual de niños y posesión de pornografía infantil, lo que podría resultar en hasta 50 años de prisión, libertad supervisada de por vida y una multa de hasta $250,000.

El abogado de la familia de la víctima expresó su satisfacción por el arresto de Thompson, pero destacó que American Airlines aún debe rendir cuentas por el incidente. La aerolínea afirmó que esto no refleja sus valores fundamentales y que la seguridad de sus clientes y equipo es de máxima prioridad.

Thompson está detenido antes de su comparecencia inicial en Virginia y se espera que enfrente cargos adicionales en el tribunal federal de Boston. El fiscal federal interino, Joshua S. Levy, calificó la conducta como «profundamente perturbadora» y aseguró que se tomarán medidas legales contra Thompson.

Fuente: nypost