julio 19, 2024

Un vuelo de Batik Air con 159 pasajeros a bordo se desvió de su ruta debido a que tanto el piloto como el copiloto se quedaron dormidos en la cabina, según revelaron funcionarios de Indonesia.

El Comité Nacional de Seguridad en el Transporte de Indonesia informó que el vuelo BTK6723 de Batik Air experimentó el incidente el 25 de enero, cuando ambos pilotos se quedaron dormidos durante unos 28 minutos, desviando la aeronave de su curso previsto.

El vuelo, que tenía una duración programada de dos horas y 35 minutos desde la isla de Sulawesi hasta Yakarta, alcanzó su altitud de crucero cuando el piloto de 32 años solicitó permiso a su copiloto de 28 años para descansar. Después de obtener la aprobación, el piloto se quedó dormido durante aproximadamente una hora, mientras su compañero estaba a cargo.

Sin embargo, durante este tiempo, el copiloto también se quedó dormido, dejando el avión sin supervisión adecuada. Después de despertar brevemente y ofrecer cambiar de lugar con su compañero, el piloto volvió a dormirse, solo para despertar 28 minutos más tarde y darse cuenta de que la aeronave se había desviado de su ruta.

El avión había virado hacia el sur de su destino previsto en Yakarta el 25 de enero.

Afortunadamente, el capitán pudo rectificar la situación y llevar el avión de manera segura a su destino en Yakarta, sin que se reportaran heridos entre los pasajeros o la tripulación.

Durante el tiempo en que ambos pilotos estaban dormidos, el centro de control aéreo de Yakarta intentó comunicarse con la cabina varias veces, sin obtener respuesta alguna.

Las autoridades declararon que el copiloto afirmó haber tenido dificultades para dormir lo suficiente debido a la atención que requerían sus gemelos de un mes en su nuevo hogar. Ambos pilotos fueron considerados aptos para volar antes del vuelo y habían pasado las pruebas médicas y de alcoholemia requeridas.

Tras el incidente, Batik Air anunció la suspensión temporal de los pilotos involucrados, mientras que el Ministerio de Transporte de Indonesia inició una investigación para determinar las causas y prevenir futuros incidentes similares.

Kristi, representante del Ministerio de Transporte, afirmó que se llevará a cabo una revisión exhaustiva de los procedimientos operativos relacionados con la gestión del riesgo de fatiga para Batik Air y otros operadores de vuelos nocturnos en Indonesia.

Este incidente subraya la importancia de la vigilancia constante en la industria de la aviación y destaca la necesidad de medidas efectivas para prevenir la fatiga de los pilotos. En un momento en que la seguridad aérea es de suma importancia, este suceso sirve como un recordatorio de los riesgos asociados con la fatiga y la necesidad de abordarlos de manera proactiva y eficaz.