julio 12, 2024

Un barco patrullero de la Armada canadiense atracó el viernes en Cuba, que también alberga dos submarinos de propulsión nuclear, uno estadounidense y otro ruso.

El HMCS Margaret Brooke atracó en La Habana a su regreso de “un despliegue exitoso en la cuenca del Caribe”, dijo la Marina Real Canadiense en Facebook.

“Realizará una visita portuaria a La Habana del 14 al 17 de junio de 2024, en reconocimiento a la relación bilateral de larga data entre Canadá y Cuba”, agregó.

Fue la primera visita de la Armada a La Habana desde 2016 y a Cuba desde 2018, señala el comunicado.

Un submarino nuclear estadounidense llegó a Cuba, dijo el Pentágono el jueves, un día después de que un submarino nuclear ruso también atracara allí.

El submarino de ataque rápido USS Helena se encontraba en la Bahía de Guantánamo como parte de una visita rutinaria al puerto, previamente planeada, dijo el Comando Sur de Estados Unidos.

El submarino ruso Kazán de propulsión nuclear, que según Cuba no portaba armas nucleares, llegó a la capital cubana el miércoles.

Lo acompañaba la fragata Almirante Gorshkov, así como un petrolero y un remolcador de salvamento.

El inusual despliegue ruso tan cerca de Estados Unidos (a sólo 90 millas de la costa de Florida) se produjo en medio de grandes tensiones por la guerra en Ucrania, donde el gobierno respaldado por Occidente está luchando contra una invasión rusa.

El ejército de Estados Unidos dijo que había estado monitoreando los barcos rusos y que no representaban una amenaza directa.

Durante la Guerra Fría, Cuba fue un importante estado cliente de la Unión Soviética.

El despliegue de sitios de misiles nucleares soviéticos en la isla desencadenó la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962, cuando Washington y Moscú estuvieron al borde de la guerra.

AFP