julio 13, 2024

Cincuenta y nueve demócratas de la Cámara de Representantes se unieron a los republicanos para aprobar un proyecto de ley que busca deportar a los inmigrantes ilegales sorprendidos conduciendo bajo los efectos del alcohol el jueves.

La medida fue aprobada con una votación de 274-150, con la mayoría de los votos provenientes de los republicanos. Ciento cincuenta demócratas votaron en contra.

El representante Barry Moore, republicano por Alabama, quien presentó el proyecto de ley, expresó su apoyo a la medida, citando la trágica pérdida de dos de sus electores jóvenes recién casados en un accidente causado por un inmigrante ilegal conduciendo bajo los efectos del alcohol. Según Moore, en Estados Unidos, cada 45 minutos alguien muere en un accidente con un conductor ebrio.

El proyecto de ley propuesto haría que las personas acusadas de conducir bajo los efectos del alcohol y que se encuentran en Estados Unidos ilegalmente sean automáticamente elegibles para la deportación y permanentemente inadmisibles.

Recientemente, un migrante indocumentado de El Salvador, que había sido deportado cuatro veces, fue acusado de causar la muerte de una madre y su hijo en un accidente automovilístico que, según la policía, involucró alcohol.

Los republicanos han estado presionando durante mucho tiempo para adoptar medidas más estrictas en materia de inmigración y seguridad fronteriza. Estas cuestiones han adquirido especial urgencia este año, ya que las encuestas muestran que los probables votantes de 2024 están cada vez más preocupados por el estado de ambas.

El presidente Biden también ha intensificado recientemente su retórica en la frontera, prometiendo «cerrar» la frontera entre Estados Unidos y México si se le otorga la capacidad en la legislación en la que los negociadores del Senado y la Casa Blanca están trabajando actualmente.