julio 15, 2024

La Corte Suprema del estado ha dictaminado que los embriones congelados pueden ser considerados niños según la ley estatal. Esta decisión surge en medio de un par de casos de muerte por negligencia presentados por tres parejas cuyos embriones fueron destruidos en un accidente en una clínica de fertilidad.

Según AP, los jueces, respaldados por el lenguaje antiaborto de la Constitución de Alabama, afirmaron que una ley estatal de 1872 que permite a los padres demandar por la muerte de un menor se aplica a todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación. El juez Jay Mitchell, en el fallo mayoritario, declaró que «los niños no nacidos son ‘niños’… sin excepción basada en su etapa de desarrollo, ubicación física o cualquier otra característica auxiliar».

Esta decisión ha generado preocupaciones sobre su impacto en los tratamientos de fertilidad y la congelación de embriones, que anteriormente eran considerados propiedad. Barbara Collura, directora ejecutiva de RESOLVE: La Asociación Nacional de Infertilidad, expresó su preocupación, afirmando que «realmente pone en duda la práctica de la FIV» y calificó la decisión como un «acontecimiento aterrador para 1 de cada 6 personas afectadas por la infertilidad».

La sentencia plantea interrogantes para los proveedores y pacientes sobre la viabilidad de congelar embriones futuros creados durante el tratamiento de fertilidad, así como la posibilidad de donar o destruir embriones no utilizados. Esta controvertida decisión podría tener repercusiones duraderas en el ámbito de la reproducción asistida en el estado de Alabama.