julio 13, 2024

El Ejército de Israel informó hoy que 11 ciudadanos israelíes, previamente tomados como rehenes por el grupo terrorista Hamás, fueron liberados como parte de un acuerdo de intercambio por presos. Este suceso se enmarca en el cuarto día de un alto el fuego temporal acordado entre las partes involucradas.

Las fuerzas especiales del Ejército y la Agencia de Seguridad Israelí acompañan a los liberados, residentes del kibutz Nir Oz, una comunidad cercana a la Franja de Gaza. Entre ellos se encuentran nueve niños y dos mujeres, quienes, tras una evaluación médica inicial, serán reunidos con sus familias.

Según un colectivo de familiares de rehenes, seis de los liberados también poseen la nacionalidad argentina, tres la francesa y dos la alemana. El portavoz del Ministerio de Exteriores catarí, Majed al Ansari, anunció en X (anteriormente Twitter) que los liberados, incluyendo a los ciudadanos extranjeros, fueron entregados al CICR.

Los rehenes recién liberados fueron identificados como Sharon Cunio, de 33 años, y sus gemelas Emma y Yuli, de 3 años; Karina Engel, de 51 años, y sus dos hijas Mika, de 18 años, y Yuval, de 10; Amit Shani, de 16 años; hermano y hermana Sahar, de 16 años, y Erez Calderón, de 12; y los hermanos Or, de 16 años, y Yigil Yaakov, de 12, informó el Times of Israel.


Este intercambio es parte de un acuerdo más amplio, que implica la liberación de 50 rehenes israelíes y 150 presos palestinos en cuatro días. La liberación de los israelíes precede a la siguiente fase, donde Israel tiene programado liberar a 33 prisioneros palestinos, incluyendo tres mujeres y 30 menores.

Sin embargo, Hamás ha superado las expectativas del acuerdo al liberar a 19 personas adicionales, entre ellas 17 tailandeses, un filipino y un rehén con doble nacionalidad ruso-israelí, que no estaban contemplados en el acuerdo inicial.

El anuncio de la extensión del alto el fuego por dos días más, realizado por Hamás, Catar y Estados Unidos, ofrece un respiro temporal en medio de las tensiones. Durante este periodo, el grupo islamista se compromete a liberar al menos 10 rehenes por día.

Este intercambio y la prolongación del alto el fuego se dan en el contexto de un conflicto que inició el 7 de octubre, cuando Hamás lanzó un ataque que incluyó más de 4000 cohetes y la infiltración de unos 3000 milicianos en comunidades israelíes cercanas a la Franja de Gaza. Desde entonces, las fuerzas de Israel han respondido con ataques aéreos, navales y terrestres en el enclave palestino, resultando en más de 15,000 muertos, según autoridades palestinas, la mayoría de ellos niños y mujeres, y dejando más de 7000 personas desaparecidas bajo los escombros.

El desarrollo de estos eventos continuará siendo crucial para la estabilidad en la región y las relaciones entre Israel y Hamás.