julio 19, 2024

Gatos están siendo utilizados como carnada viva para entrenar pitbulls en un cruel ring de peleas de perros ilegal en Nueva York, según denuncia un grupo de rescate animal. En el Bronx, individuos están capturando gatos callejeros para emplearlos como cebo en el entrenamiento de perros para estas peleas subterráneas, informa Little Wanderers NYC.

El grupo señala que existe un video perturbador que muestra a los indefensos gatos siendo atacados por los perros en lo que describen como un repugnante entrenamiento para las brutales peleas de perros. Courtney Chandel, cofundadora del grupo, expresa su preocupación por la falta de acción de las autoridades: «¿Dónde está la NYPD? ¿Dónde está la NYCHA? ¿Dónde está la ASPCA? NYCHA necesita comenzar a tomar medidas».

Chandel también menciona que a pesar de los informes previos al 311 sobre este problema, no se ha tomado ninguna medida significativa para abordarlo. Según ella, estas prácticas son de conocimiento público y ocurren en diversas áreas.

Un video publicado por Little Wanderers muestra cómo un perro pitbull terrier de color marrón claro ataca a un gato blanco y negro, mientras el pequeño felino intenta desesperadamente defenderse. En otro clip, se ve a un individuo con capucha tomando a un gato de la puerta principal de un apartamento y metiéndolo en una bolsa antes de alejarse por el pasillo.

Las peleas de perros ilegales han existido bajo tierra durante décadas en la Gran Manzana, con los perros entrenados para ser sedientos de sangre antes de ser obligados a enfrentarse con otros perros en enfermizos concursos de apuestas.

Chandel destaca que estas prácticas han prosperado en dos proyectos de vivienda del Bronx y lamenta la falta de recursos y programas de esterilización de bajo costo en la comunidad. «El Bronx es una comunidad desatendida», señala. «No hay refugio animal y poca disponibilidad de programas de esterilización y castración asequibles».

A pesar de ser una de las ciudades más ricas del país, Chandel critica la falta de atención a los problemas de los animales en la ciudad: «Todo se hace por los humanos. Pero hay millones de personas en la ciudad que se preocupan por los animales y ven a los animales sufriendo, viendo a los gatos ahí afuera todos los días. Es un problema de calidad de vida. Los animales y los niños deberían ser lo primero».