julio 19, 2024

El ex oficial de policía de Minneapolis, Derek Chauvin, condenado por la muerte de George Floyd, fue objeto de un ataque en una prisión de Arizona el viernes pasado, según informó un portavoz de la oficina del Fiscal General de Minnesota. La noticia inicialmente fue divulgada por Associated Press, indicando que Chauvin fue apuñalado y sufrió heridas graves durante el incidente.

En respuesta a este suceso, el fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, emitió un comunicado el sábado expresando su pesar: «Lamento informar que Derek Chauvin fue blanco de violencia». Ellison también enfatizó que Chauvin fue debidamente declarado culpable de sus crímenes y destacó la importancia de que cualquier persona encarcelada pueda cumplir su condena sin temor a represalias o violencia. Sin embargo, no proporcionó detalles adicionales sobre el ataque.

El domingo, Brian Evans, portavoz de la Fiscalía General, confirmó que, según la información recibida, se espera que Chauvin sobreviva a las heridas sufridas durante el incidente. Aunque el estado de salud exacto de Chauvin no fue detallado, esta actualización ofrece un indicio positivo sobre su recuperación.

Chauvin actualmente cumple una sentencia federal de 21 años por violar los derechos civiles de George Floyd, además de recibir una condena simultánea de 22 años y medio por asesinato en su juicio estatal en Minnesota. La Oficina Federal de Prisiones confirmó que un recluso no identificado fue agredido en la Institución Correccional Federal en Tucson, Arizona. Señalaron que los empleados de la prisión tomaron medidas inmediatas para salvar la vida del individuo, quien fue trasladado a un hospital por servicios médicos de emergencia.

George Floyd



No obstante, la identidad del atacante y otros detalles relevantes aún no han sido revelados, y un portavoz de la Oficina de Prisiones mencionó que no se proporcionarán el nombre ni el estado médico de la víctima por razones de privacidad.

La muerte de George Floyd en mayo de 2020 provocó manifestaciones y protestas a nivel mundial, destacando la lucha contra la brutalidad policial y el racismo sistémico. El video del arresto, donde Chauvin, un oficial blanco, se arrodilló sobre el cuello de Floyd, un hombre negro, durante más de nueve minutos, fue crucial en el proceso legal que llevó a la condena del ex oficial de policía.