julio 13, 2024

En una destacada intervención en el Foro Económico Mundial en Davos, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Ghebreyesus, hizo un llamado urgente a los países para que se unan y firmen un tratado pandémico. El objetivo principal de este tratado es preparar al mundo para lo que se conoce como «Enfermedad X», un hipotético virus que los científicos temen podría ser hasta 20 veces más letal que el COVID-19.

Ghebreyesus expresó su esperanza de que los países alcancen un acuerdo para enfrentar este «enemigo común» en mayo. La Enfermedad X, aunque aún no ha surgido, fue identificada por la OMS en 2017 como un patógeno potencial que podría desencadenar una «epidemia internacional grave». El director de la OMS señaló que, si bien el COVID-19 fue la primera Enfermedad X, es crucial prepararse para futuras pandemias, dado lo impredecible que puede ser el curso de los eventos.

Tedros Ghebreyesus, director de la OMS.


Durante la conferencia, Ghebreyesus reflexionó sobre las lecciones aprendidas durante la pandemia de COVID-19, destacando la pérdida de vidas debido a la falta de capacidad para gestionar adecuadamente la crisis. «Perdimos a muchas personas [durante la COVID] porque no pudimos gestionarlas», dijo, enfatizando la importancia de contar con sistemas de salud capaces de expandirse cuando sea necesario.

El director de la OMS insistió en que la respuesta a futuras pandemias debe ser compartida a través de un tratado global. Propuso que este acuerdo incluiría medidas como un sistema de alerta temprana, la organización de cadenas de suministro eficientes y un impulso a la investigación y desarrollo de medicamentos. Además, destacó la necesidad de examinar y fortalecer la atención primaria de salud, señalando las dificultades enfrentadas por países ricos durante la pandemia en aspectos básicos como el rastreo de contactos.

Ghebreyesus afirmó que expertos independientes han estado trabajando en propuestas para abordar colectivamente futuras pandemias, y la fecha límite para la firma del tratado es mayo. Hizo hincapié en que este es un interés global común y que los intereses nacionales no deberían obstaculizar la cooperación mundial.

Sin embargo, la propuesta del tratado no está exenta de controversia. En marzo de 2021, líderes mundiales anunciaron que estaban negociando y redactando dicho tratado. La administración Biden estuvo involucrada en estas negociaciones el año pasado. A pesar de los esfuerzos internacionales, algunos críticos, particularmente del Partido Republicano, han expresado preocupaciones sobre la posible pérdida de soberanía al ceder autoridad a la OMS.

El representante Tim Burchett, republicano por Tennessee, advirtió que el tratado es «vago» y podría afectar la soberanía al permitir que la OMS dicte la atención médica necesaria durante una pandemia global. Estas preocupaciones resaltan los desafíos políticos que pueden surgir en torno a la implementación efectiva del tratado pandémico propuesto por la OMS.