julio 12, 2024

Durante los incidentes al menos cinco diputados opositores, que participaban de la multitudinaria manifestación frente al Congreso, fueron hospitalizados.

Al mediodía de este miércoles la tensión frente al Congreso, en donde gremios y movimientos sociales protestaban en contra de la Ley Bases impulsada por el Gobierno de Javier Milei, se elevó hasta llegar a la violencia.

Manifestantes, según registra la prensa argentina, atacaron con piedras y bombas molotov a agentes de la fuerza pública que resguardaban las inmediaciones del Congreso en donde se debate la ley.

Durante los incidentes la Policía arrojó gases lacrimógenos. En medio de los disturbios un grupo de manifestantes prendió fuego a un automóvil de la emisora radial con sede en Córdoba, Cadena 3.

Durante los incidentes al menos cinco diputados que participaban de la multitudinaria manifestación frente al Congreso fueron hospitalizados tras haber sido afectados por los gases.

«Es un día muy violento, en 40 años de democracia nunca había visto una represión así», dijo la diputada opositora Cecilia Moreau a la prensa internacional.

La policía antidisturbios repelió a los manifestantes para evitar que se acerquen al Congreso, aislado por vallas. Al menos 40 personas recibieron atención médica en el lugar con irritación en la piel, según la Asociación contra la Violencia Institucional.

«Le pedimos que intervengan para cesar con estos actos», exigió en el recinto la senadora opositora Nora Giménez.

El Senado debate la ley Bases que en sus 238 artículos incluye incentivos a las grandes inversiones por 30 años, una reforma laboral, privatizaciones y una polémica delegación de facultades legislativas al presidente Milei.

La ley ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados en abril y si los senadores le dan apoyo, el texto volverá a la Cámara Baja para su sanción definitiva.

«El esfuerzo de los argentinos en estos meses es mayúsculo, esperamos (con esta ley) sentar las bases del progreso», afirmó en su discurso de apertura el senador oficialista Bartolomé Abdala al defender el proyecto del Ejecutivo.

El debate, que puede extenderse hasta la madrugada del jueves, es repudiado en las calles por organizaciones sociales, partidos de izquierda, jubilados, docentes y sindicatos, algunos de los cuales lanzaron una huelga contra el proyecto.

Milei, entre tanto, volvió a defender su paquete de reformas en un foro de finanzas en Buenos Aires antes de partir de gira a Europa, adonde participará de la cumbre del G7 en Italia.

«Llevan seis meses discutiendo la ley Bases que hubiera hecho que el ajuste sea menos doloroso, pero a la política eso no le importa», aseguró el presidente argentino que hace seis meses llegó a la Casa Rosada.

El ministro de Economía, Luis Caputo, afirmó a su turno, el martes, que la ley es «un acelerador, un potenciador de la recuperación de la situación económica».

El debate se realiza en un contexto de economía en recesión y una inflación en desaceleración, que ha sido aplaudida por organismos internacionales, pero aún en torno al 300% interanual.

Si el paquete es rechazado, Milei tendrá que esperar un año para volver a impulsarlo. El Senado también debatirá una reforma fiscal paralela, que incluye reinstalar un impuesto a las ganancias para gravar los salarios y jubilaciones.

Información de NTN24.