julio 19, 2024

Dos adolescentes enfrentan cargos graves después de ser grabados arrojando basura al mar durante un evento no autorizado en Boca Ratón, en el condado de Palm Beach.

El video, que se volvió viral en las redes sociales, mostraba a los jóvenes vaciando contenedores llenos de desechos y botellas en el océano antes de regresar a Boca Bash, una fiesta de navegación no autorizada.

Los adolescentes, de 15 y 16 años de edad, se entregaron a la policía el viernes y enfrentan cargos graves de tercer grado por contaminación, según informaron las autoridades de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC).

Rodney Barreto, presidente de FWC, enfatizó la seriedad del delito y la necesidad de proteger los recursos naturales de Florida.

«El vertido ilegal de basura en nuestro medio marino es un delito grave», dijo Barreto, destacando la colaboración con la Fiscalía del Condado de Palm Beach para determinar los cargos apropiados.

El incidente ha generado preocupación en la comunidad y ha subrayado la importancia de preservar el medio ambiente marino. Los funcionarios de FWC están trabajando estrechamente con la Fiscalía del Estado del Condado de Palm Beach para determinar las acciones legales correspondientes.

Según la ley de Florida, arrojar más de 50 libras de basura en vías navegables públicas es un delito menor de primer grado, castigado con hasta un año de cárcel y una multa de $1,000.

Este incidente no solo causa daño a la vida silvestre y a los ecosistemas únicos de Florida, sino que también socava los esfuerzos realizados para mantener saludables nuestros recursos naturales.