julio 14, 2024

Estados Unidos ha anunciado este viernes la suspensión temporal del financiamiento para la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) debido a acusaciones de que varios miembros de su personal podrían haber participado en los ataques terroristas de Hamás contra Israel el 7 de octubre.

El Departamento de Estado de EE.UU. expresó su extrema preocupación por las acusaciones y afirmó que han suspendido temporalmente la financiación adicional para la UNRWA mientras revisan estas acusaciones y las medidas que las Naciones Unidas están tomando al respecto.

Estados Unidos reconoció el papel fundamental que la agencia ha desempeñado hasta ahora en la asistencia a los palestinos, proporcionando alimentos, medicinas y salvando vidas. Sin embargo, subrayaron la importancia de que la UNRWA aborde estas acusaciones y tome medidas correctivas apropiadas.

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, ha solicitado una investigación rápida y exhaustiva sobre este asunto al secretario general de la ONU, António Guterres. Además, la Administración de Joe Biden se ha puesto en contacto con el Gobierno de Israel para obtener más información sobre estas acusaciones.

La UNRWA, por su parte, ha anunciado la decisión de rescindir los contratos de varios miembros de su personal que presuntamente participaron en los ataques, y ha iniciado una investigación para esclarecer los hechos.

Israel ha acusado repetidamente a la UNRWA de complicidad con Hamás en Gaza, afirmando que varios de sus miembros son militantes del grupo islamista, algo que la ONU siempre había negado.

Con más de 30.000 empleados, la UNRWA es la mayor organización de Gaza fuera del Gobierno de la franja.

La guerra de Gaza estalló el 7 de octubre cuando el brazo armado de Hamás perpetró una masacre en Israel en la que murieron 1.200 personas. Desde entonces, la ofensiva israelí sobre la Franja ha dejado más de 26.000 muertos y una crisis humanitaria sin precedentes.

Leer acá: Antonio Guterres ordena investigar posible participación de miembros de la ONU en el ataque terrorista contra Israel