julio 19, 2024

En un acto de valentía y determinación, un joven de 15 años se convirtió en un héroe cuando salvó a más de 100 personas durante un ataque terrorista en el Crocus City Hall de Moscú. Islam Khalilov, quien trabaja a tiempo parcial como encargado de guardarropas en el lugar, guió rápidamente a los asistentes a un concierto de la banda Picnic hacia la seguridad mientras el caos se desataba a su alrededor.

El incidente, que tuvo lugar el viernes pasado, fue perpetrado por pistoleros del Estado Islámico y cobró al menos 133 vidas. En un video viral que ha conmovido a la comunidad internacional, se puede ver a Khalilov gritando instrucciones a los asistentes mientras los conduce por pasillos y hacia una salida de emergencia.

Según relatos del propio Khalilov a la agencia de noticias Ruptly, sus instintos entraron en acción cuando vio a las multitudes de personas huyendo hacia las escaleras y escaleras mecánicas. Sin pensarlo dos veces, el joven advirtió a los presentes en el vestíbulo que abandonaran el lugar mientras los guiaba hacia la salida más cercana.

«No dejé a nadie atrás», afirmó Khalilov. «Honestamente, no me considero un héroe. Fue solo parte de mi trabajo. Es mejor sacrificarse a uno mismo que dejar morir a cien personas».

El joven, junto con su madre, aún está en estado de shock por lo ocurrido. Khalilov reveló que presenció cómo un hombre fue disparado frente a él y temió por su propia vida y la de los demás presentes.

El acto heroico de Khalilov no ha pasado desapercibido. Se espera que reciba honores por parte de las autoridades rusas, así como del Muftí Sheikh Ravil Gainutdin, líder espiritual de los musulmanes rusos. A pesar de la gravedad del incidente, Khalilov mostró humildad al expresar que simplemente cumplió con su deber y ayudó a quienes lo necesitaban.

Además de los reconocimientos oficiales, el joven también fue invitado a conocer a un miembro de su equipo deportivo favorito, el FC Spartak de Moscú, quien le obsequió pases gratuitos para sus juegos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, condenó el ataque como un «acto terrorista sangriento y bárbaro» y declaró un día de luto nacional en honor a las víctimas. Las autoridades rusas han detenido a 11 personas en relación con el incidente, mientras que el grupo afiliado del Estado Islámico en Afganistán ha asumido la responsabilidad del ataque.

El coraje y la determinación de Islam Khalilov sirven como un recordatorio del poder humano para enfrentar la adversidad y brindar ayuda en los momentos más oscuros. Su valentía ha inspirado a personas de todo el mundo y su acto desinteresado será recordado como un rayo de esperanza en medio de la tragedia.