julio 19, 2024

El «influencer» venezolano encarcelado, quien se burló ferozmente de Estados Unidos ante sus 500,000 seguidores en TikTok y alentó a los cruzadores de fronteras a «invadir casas abandonadas», ahora extraña las gloriosas libertades que disfrutaba en EE. UU., quejándose esta semana a The Post de que «¡extraño mi libertad!»

Leonel Moreno se quejó de ser víctima de una «persecución» injusta el miércoles durante una visita telemática de 30 minutos desde la cárcel del condado de Geauga en Chardon, Ohio.

«Dije que vine aquí a Estados Unidos por persecución en mi país … Pero están haciendo lo mismo conmigo en Estados Unidos, me están persiguiendo», lamentó Moreno, de 27 años.

«Es toda una desinformación en los medios sobre mí. Me están difamando. Me están representando mal en las noticias … Soy un buen padre, un buen esposo, un buen hijo, una buena persona, humilde, respetuoso con las personas que me respetan», continuó Moreno, quien solo hablaba español y ocultó su rostro de la vista de la cámara durante toda la entrevista.

«Echo de menos toda mi vida, ¡echo de menos mi libertad!» exclamó.

Con Moreno fuera de cuadro, la cámara mostró a internos con monos azules sentados en cinco mesas de metal plateado a través de una ventana de vidrio. En un momento durante la visita en video, cinco internos fruncieron el ceño en su dirección, mientras algunos le gritaban de forma indescifrable.

«¿Qué está pasando?» se le escuchó murmurar a Moreno.

«Tengo miedo de que me vayan a matar. ¡Están viniendo por mi vida, cualquiera!» dijo.

Moreno dijo que ha estado en contacto con su esposa, Verónica Torres, desde que fue encarcelado, e insistió en que The Post la contactara para que ella pudiera «cobrar» una suma no revelada por una «buena entrevista» con él. The Post no paga por entrevistas.

Moreno, que fue detenido por agentes de operaciones de búsqueda de fugitivos de Inmigración y Aduanas en Columbus, Ohio, el 29 de marzo, casi dos años después de que él y Torres cruzaran ilegalmente la frontera sur hacia Eagle Pass, Texas, el 23 de abril de 2022.

Se le permitió quedarse en el país bajo un esquema de libertad condicional aprobado por la administración Biden, pero luego no se presentó a los controles requeridos con los agentes de inmigración, según ICE.

El nacional venezolano también podría enfrentar cargos federales de armas de fuego, según fuentes y documentos federales internos revisados por The Post esta semana.

Una serie de videos del 14 de marzo aún en la cuenta de Instagram de Moreno lo muestran sosteniendo y mostrando armas de fuego en una armería, y preguntándoles a sus seguidores «¿Cuál les gusta más?»

Pero Moreno insistió en que lo encarcelaron por sus videos inflamatorios en las redes sociales, e irónicamente prometió usar la Primera Enmienda para luchar contra cualquier cargo.

«Si Leonel Moreno comete un crimen o algo así entonces tendrían razón, pero es debido a mi trabajo, así que esto es injusto … Las redes sociales son mi trabajo.

«Si quiero decir algo ahora, no puedo decirlo … Hemos llegado a ser un país opresor en lugar de un país libre donde podemos expresar lo que sea que esté en nuestros corazones … Estados Unidos fue creado para ser eso, no para oprimir», dijo.

Anteriormente, Moreno publicó videos en TikTok e Instagram animando a otros migrantes a venir a Estados Unidos, donde dijo que no tenían que trabajar porque podían ganar más dinero mendigando en las calles y recogiendo ayudas del gobierno.

«No crucé el Río Grande para trabajar como un esclavo», dijo Moreno en un clip de Instagram mientras agitaba un fajo de billetes de $100 frente a su rostro.

En el mismo video, Moreno afirmó tener suficiente dinero para mantenerse a sí mismo, a Torres y a su hija, nacida en octubre, durante al menos 18 meses sin tener que trabajar.

El venezolano también llamó a sus compatriotas a unirse en apoyo al migrante de 15 años acusado de disparar tiros que hirieron a un turista en Times Square el 8 de febrero.

TikTok cerró la cuenta de Moreno la semana pasada, que tenía aproximadamente 500,000 seguidores, pero su perfil de Instagram sigue activo y cuenta con más de 17,000 seguidores.

Moreno prometió en un video de Instagram del 17 de marzo: «Sí, cerraron mi cuenta de TikTok, pero sigo ganando en Facebook y en Instagram. No ganaré lo mismo, pero voy a recuperar mi cuenta de TikTok. Voy a seguir ganando dinero».

El personaje de las redes sociales insistió a The Post en que la persona en sus videos era solo eso: un personaje ficticio.

«La persona que está en mis videos, mi personaje, no es la misma persona que Leonel Moreno. Soy una persona diferente. No podemos confundir una con la otra. No podemos confundir mi personaje con mi vida real.

«Tengo un humor sarcástico y oscuro [en los videos]. Ese es mi trabajo … Leonel Moreno es lo opuesto», dijo, aunque se negó a responder si personalmente cree en los mensajes vergonzosos que pronunció en sus videos.

«Una cosa es ‘Leito Oficial'», que significa «Leito oficial», su apodo en español, «y otra cosa es Leonel Moreno. Eso es todo lo que puedo decirles: son cosas diferentes», dijo.

Este es un artículo original de The New York Post.