julio 15, 2024

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha rechazado enérgicamente las teorías de conspiración que circulan sobre su esposa, Brigitte Macron, de 70 años. Durante un evento en París, Macron desestimó las afirmaciones que sugieren que Brigitte nació como hombre y es transgénero. Estas especulaciones han estado circulando en ciertos círculos de derecha, lo que ha llevado al presidente a abordar el tema públicamente.

Macron expresó su preocupación por la difusión de información «errónea y la creación de escenarios ficticios» que afectan incluso la intimidad de las personas. Su comentario fue parte de un discurso pronunciado en el Día Internacional de la Mujer, donde también se comprometió a garantizar el derecho al aborto en la Constitución de Francia.

“La gente eventualmente les cree y te molesta, incluso en tu intimidad”.

La hija de Brigitte, Tiphaine Auzaine, quien rara vez concede entrevistas, también se pronunció sobre los rumores en una entrevista reciente. Expresó su preocupación por el nivel de credibilidad que algunas personas dan a estas afirmaciones infundadas que circulan en las redes sociales.

“Me preocupa el nivel de la sociedad cuando escucho lo que circula en las redes sociales acerca de que mi madre es un hombre”, dijo Auzaine al medio.

“La confianza de lo que se afirma y el crédito dado a lo que se proclama. Cualquiera puede decir cualquier cosa sobre cualquiera y lleva tiempo eliminarlo”.

Estas especulaciones llegaron a un punto crítico el verano pasado, cuando un tribunal de Normandía emitió un fallo en una demanda por difamación contra dos mujeres francesas. Amandine Roy y Natacha Rey fueron multadas después de difundir afirmaciones infundadas sobre la identidad de Brigitte Macron en un video de YouTube de cuatro horas de duración. Alegaron falsamente que Brigitte había nacido como hombre y que su primer esposo nunca había existido.

Los Macron se conocieron cuando Brigitte, que entonces tenía 40 años, enseñaba teatro en la escuela católica Providence en Amiens. El futuro presidente de Francia tenía 15 años y su hija Laurence era su compañera de clase.

Aunque la edad de consentimiento en Francia es 15 años, Brigitte estaba preocupada por su relación con Macron y cómo afectaría a sus hijos.

«Me tomé el tiempo necesario para no arruinarles la vida», dijo Brigitte a Paris Match el año pasado .