julio 19, 2024

En una declaración oficial emitida el miércoles, la oficina doctrinal del Vaticano ha confirmado que los transexuales pueden ser bautizados y actuar como padrinos en bautizos católicos romanos, así como testigos en bodas religiosas.

Esta afirmación se hizo en respuesta a las preguntas planteadas por el obispo de Santo Amaro, Brasil, José Negri, sobre la participación de personas LGBT en los sacramentos del bautismo y el matrimonio.

El comunicado especifica que los transexuales pueden recibir el bautismo con ciertas restricciones, siempre y cuando no haya «riesgo de causar un escándalo público o desorientación entre los fieles».

Además, un transexual puede ser padrino de bautismo a discreción del sacerdote local y también puede actuar como testigo en una boda eclesiástica, aunque el sacerdote debe ejercer «prudencia pastoral» al tomar esta decisión.

Sin embargo, la declaración del Vaticano fue menos clara en cuanto a si una pareja del mismo sexo puede bautizar a un niño adoptado u obtenido a través de un vientre de alquiler. La oficina doctrinal no proporcionó una respuesta definitiva a esta pregunta.

El papa Francisco, ha procurado que la Iglesia sea más acogedora para la comunidad LGBT sin cambiar las enseñanzas eclesiásticas, incluida una que dice que la atracción hacia personas del mismo sexo no es pecaminosa, pero los actos sexuales entre ellos sí lo son.

Una persona con una relación homosexual también podría ser testigo en una boda católica, dijo la oficina, citando la actual legislación canónica de la Iglesia, que no contiene ninguna prohibición al respecto.