julio 22, 2024

El tercer hombre más rico del mundo habló en el encuentro del Instituto Cato y la Fundación Libertad & Progreso desarrollado en Buenos Aires, con fuertes elogios para el Presidente.

Elon Musk, el tercer hombre más rico del mundo, volvió a expresar su apoyo al presidente Javier Milei y pronosticó hoy que, “a menos que lo frenen”, la Argentina tendrá un crecimiento masivo. En esa línea, consideró importante que el país tenga éxito.

“Creo que es muy importante que la Argentina tenga éxito y tiene todo mi apoyo. Mi predicción es que a menos que Milei sea frenado en tomar las medidas que quiere, la Argentina tendrá un crecimiento masivo de su economía y habrá mucha más prosperidad y optimismo sobre el futuro como no hubo en los últimos 100 años”, dijo Musk.

El creador de Tesla y dueño de X habló en el encuentro del Instituto Cato y la Fundación Libertad & Progreso desarrollado en Buenos Aires, donde aseguró que de acuerdo a lo que lee y escucha, Milei está “haciendo los movimientos correctos” y destacó que lo que si vino haciendo en el pasado “claramente no funcionó”.

El empresario tecnológico expuso vía teleconferencia en la cumbre liberal que se tituló “El renacer de la libertad en Argentina y el mundo”, marco en el que sostuvo que “hay que apoyar al presidente Milei, todo lo demás falló”, recogiendo el aplauso de los presentes en el Hotel Hilton de Puerto Madero, donde se desarrolló la cumbre.

“Por todo lo que leí los movimientos de Milei han sido los indicados, por lo que voy a alentar a la gente que le dé todo el apoyo, porque las políticas del pasado no han funcionado”, completó Musk previo al discurso del propio Milei, quien cerró el encuentro. Tanto su participación como sus dichos fueron un renovado gesto de Musk al Presidente, con quien ya se reunió dos veces en los últimos meses. La buena sintonía entre ellos llevó al empresario a recomendar “invertir en la Argentina”, aun cuando todavía no se conoce un proyecto concreto por parte del propio Elon.

Tras la media hora que duró la charla con el empresario, en el que animó a los gobiernos a eliminar regulaciones -”siempre se pueden volver a poner”-, espíritu que prescisamente conecta con las ideas del Presidente, el mandatario cerró el encuentro.

En ese marco se refirió al debate que está llevándose adelante en la Cámara de Senadores de la Ley Bases, renovó sus críticas a la casta política y, sin nombrarlo, atacó con dureza al gobernador Axel Kicillof, a quien llamó “enano comunista que odia la libertad” y a su gobierno.

El primer mandatario habló sobre los graves incidentes que ocurrieron mientras se discutía en el recinto el proyecto y lo interpreto como una “batalla entre la decadencia y la libertad”.

“Hoy como sociedad, como dirigencia política estamos ante una bifurcación: o persistimos en el camino de la decadencia o nos animamos a recorrer el camino de la libertad, hasta se está dando en la calle esa batalla”, afirmó

El presidente destacó que “hemos perdido mucho tiempo” y apuntó contra la actitud de la oposición que, según su mirada, desconoce “el mandato popular de 15 millones que demandó un cambio” y apuntó contra “el interés personal y rastrero de la casta política que se resiste a las reformas porque saben que si se aprueban esto va a funcionar y no vuelven más”.

El discurso fue pronunciado como el último acto público antes de emprender el viaje hacia Bari, Italia, donde tiene previsto participar de la reunión del G7. El Presidente disertará el viernes en el marco de la sesión extendida “Inteligencia Artificial y Energía” y posteriormente tendrá reuniones bilaterales con Giorgia Meloni, presidenta del Consejo de Ministros de Italia, Ajay Banga, presidente del Banco Mundial, Emmanuel Macron, presidente de Francia, y Kristalina Georgieva, Directora del Fondo Monetario Internacional.

Información de Infobae.