julio 19, 2024

Una empresa china ha comprado la tecnología detrás de un automóvil volador propulsado por BMW que ha sido probado con éxito en Europa.

El coche volador, conocido como AirCar, es un vehículo de dos pasajeros con cuatro ruedas de diseño eslovaco que se transforma en un vehículo legal para circular en tierra en poco menos de tres minutos.

Fotos Reuters NY Post

El AirCar viene con una hélice de empuje, alas retráctiles estilo navaja y una cola telescópica. Es capaz de volar unas 600 millas a una altura de 8200 pies y fue desarrollado por el profesor Stefan Klein y su cofundador, Anton Zajac de Klein Vision.

La tecnología detrás del automóvil volador ha sido comprada por Hebei Jianxin Flying Car Technology Company, con sede en Cangzhou, anunció Klein Vision.

La empresa compró derechos exclusivos para fabricar y utilizar aviones AirCar dentro de un área no revelada. La empresa ha construido su propio aeropuerto y escuela de vuelo tras una adquisición anterior a otro fabricante de aviones eslovaco.

El desarrollo del prototipo costó 2,3 millones de dólares, pero no está claro cuánto pagó Hebei Jianxin por la tecnología.

«El acuerdo, cerrado por un monto no revelado, marca un movimiento estratégico en el avance de soluciones de movilidad innovadoras», dijo Klein Vision en un comunicado.

“Este acuerdo de licencia otorga a la empresa china derechos exclusivos para fabricar y distribuir autos voladores certificados utilizando la tecnología de punta de KleinVision dentro de una región geográfica específica. El Grupo Jianxin está preparado para aprovechar esta tecnología innovadora para redefinir los estándares de transporte en China”.

El coche tiene un motor BMW e incluso funciona con combustible de gasolina, pero se necesita mucho más que eso para levantar el vuelo.

Cuando está en tierra, el vehículo parece un automóvil deportivo moderno, con las alas suavemente plegadas hacia los lados: se necesitan dos minutos y 15 segundos para pasar del modo de automóvil deportivo a un avión, informa Reuters.

AirCar tiene una hélice fija en la parte trasera, así como un paracaídas balístico para cualquier emergencia.

A diferencia de los drones-taxis, AirCar no puede despegar ni aterrizar verticalmente y requiere una pista, similar a un avión. AirCar sólo es capaz de transportar a dos personas con un peso combinado de 31 kilos, o alrededor de 430 libras.

China está adoptando la tecnología de los coches voladores. El año pasado, un “coche volador” fabricado por la empresa china Xpeng Aeroht realizó su primer vuelo público en Dubai.

Mientras tanto, una empresa de California que está construyendo un coche eléctrico volador empezó a aceptar pedidos por adelantado el año pasado.

El automóvil volador de Alef Aeronautics recibió una certificación especial de aeronavegabilidad de la Administración Federal de Aviación (FAA), lo que significa que la compañía podrá probar el automóvil en carretera y aire, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

Información de NY Post con detalles de Fox News y Reuters