julio 22, 2024

La red enfocada en niños y adolescentes, Nickelodeon, se encuentra en el ojo de la tormenta tras revelarse acusaciones de abuso y pedofilia que involucran a varios de sus empleados y colaboradores. Según informes recientes, al menos cinco individuos relacionados con la cadena han sido acusados de abuso sexual infantil, mientras que otros dos han sido señalados por conducta pedófila.

Entre los casos más destacados se encuentra el de Jason Handy, un asistente de producción de Nickelodeon, quien fue detenido por tener contacto sexual con una niña de 11 años que trabajaba como extra en el programa «The Amanda Show». Además, Brian Peck, otro empleado de la cadena, fue acusado de abusar del joven actor Drake Bell cuando este tenía tan solo 15 años.

Jason Handy fue asistente de producción de Nickelodeon que tuvo contacto sexual con una niña de nueve años

Estos impactantes casos fueron detallados en la serie de Investigación Discovery «Quiet on Set: el Lado Oscuro de la Televisión Infantil», donde se expuso la oscura realidad que se escondía tras las cámaras de los programas dirigidos a niños y adolescentes.

Brian Peck participando en el Monsterpalooza 2012, sigue activo a pesar de haber caído en desgracia.

Peck, a pesar de su condena, encontró trabajo en Disney después de su liberación. Por su parte, Bell, tras enfrentar acusaciones de distribución de pornografía infantil, también se vio envuelto en un escándalo adicional de abuso sexual.

Pero la lista de acusados no termina ahí. Nickelodeon también ha sido vinculado a Ezell Channel, un asistente de producción condenado por delitos sexuales contra menores, y a Marty Weiss, un manager de talentos con clientes en programas populares como «iCarly» de Nickelodeon y «Good Luck Charlie» de Disney, quien fue condenado por «actos lascivos» con un cliente menor de edad.

Ezell Channel, de 54 años, fue condenado en 2003 por «actos lascivos» con un niño menor de 14 años. Fue puesto en libertad condicional menos de dos años después y contratado como asistente de producción en Nickelodeon a pesar de su condena.

Además, Cody Longo, conocido por su papel en el programa de Nickelodeon «Hollywood Heights», fue acusado de agresión sexual a una niña de 9 años en Colorado en 2019 y se declaró culpable de un cargo menor en 2021.

Cody Longo, estrella infantil del programa de Nickelodeon Hollywood Heights, fue acusado de agresión sexual a una niña de 9 años en Colorado en 2019 y se declaró culpable de un cargo menor dos años después.

Ante estas graves acusaciones, un portavoz de Nickelodeon declaró que la cadena «investiga todas las quejas formales» y está comprometida con «fomentar un ambiente de trabajo seguro y profesional libre de acoso u otro tipo de conducta inapropiada».

Sin embargo, las revelaciones sobre la contratación de individuos con antecedentes de abuso sexual han generado indignación y preocupación entre la comunidad, especialmente entre los activistas en pro de la seguridad infantil.

Gabe Hoffman, activista de seguridad infantil, señaló que el problema de contratar pedófilos en Hollywood aún persiste y que los delincuentes sexuales continúan siendo contratados en la industria del entretenimiento, poniendo en riesgo a los niños que trabajan en ella.

Las acusaciones no se limitan solo a Nickelodeon. En la industria del entretenimiento, casos similares han salido a la luz, como el del creador de «Ren & Stimpy», John Kricfalusi, quien ha sido acusado de conducta sexual inapropiada con dos adolescentes a las que empleó.

Ante la gravedad de estas acusaciones, surge la pregunta de por qué los grandes sindicatos de Hollywood, como SAG-AFTRA, permiten que los pedófilos condenados sigan siendo miembros activos.

Las revelaciones sobre abuso y pedofilia en la industria del entretenimiento infantil plantean la urgente necesidad de implementar medidas más estrictas de control y regulación para proteger a los jóvenes talentos y garantizar un entorno de trabajo seguro y libre de explotación.

Más información aquí.