julio 19, 2024

En respuesta a la creciente crisis política y de seguridad en Haití, una unidad especializada en anti-terrorismo marino de los Estados Unidos ha sido desplegada en el terreno el jueves para proteger la embajada estadounidense y potencialmente evacuar al personal, según informes del Comando Sur de los Estados Unidos a Fox News.

La decisión de enviar esta unidad se produce después de que el Comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, la General Laura Richardson, informara al Comité de Servicios Armados del Senado sobre la preparación del US SOUTHCOM para una posible operación de evacuación de personal no combatiente de los Estados Unidos en Haití, si la situación lo requiere.

El Comando Sur de los Estados Unidos ha desplegado un Equipo de Seguridad Antiterrorista de la Flota de Marines de los Estados Unidos (FAST) a solicitud del Departamento de Estado. Esta unidad tiene como objetivo mantener fuertes capacidades de seguridad en la embajada de los Estados Unidos en Puerto Príncipe, Haití, y realizar un relevo en el lugar para los actuales Marines, una práctica común y rutinaria en todo el mundo, según afirmó el Comando Sur en un comunicado temprano el miércoles.

Aunque la embajada estadounidense permanece abierta y continúan las operaciones limitadas enfocadas en asistir a ciudadanos estadounidenses y apoyar los esfuerzos liderados por haitianos para asegurar una transición pacífica del poder, la situación en el país sigue siendo tensa.

La crisis en Haití ha alcanzado un punto crítico con el anuncio del Primer Ministro, Ariel Henry, de su renuncia. Henry accedió a dejar el cargo una vez que se establezca un consejo presidencial de transición y se nombre un primer ministro interino, en respuesta a la presión internacional y al creciente descontento interno.

Las tensiones han escalado aún más con la presencia de pandillas que han tomado el control del país, lo que ha llevado a un aumento de la violencia y la inestabilidad. Además, la falta de una respuesta efectiva por parte del gobierno haitiano ha exacerbado la situación, lo que ha llevado a un llamado a la acción por parte de la comunidad internacional.

El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, ha destacado la necesidad de coordinación internacional para abordar la crisis en Haití y ha subrayado la importancia de apoyar la democracia y proporcionar asistencia humanitaria y de desarrollo para reconstruir la economía del país.

A pesar de los esfuerzos para lograr una solución pacífica y establecer un camino hacia la estabilidad, algunos partidos políticos dentro de Haití se oponen al plan de consejo presidencial de transición, lo que agrega un elemento de incertidumbre a la situación ya volátil en el país caribeño.

Fuente: Fox News