julio 15, 2024

La vida de Aaron James, un hombre de 46 años originario de Arkansas, dio un giro inesperado cuando un accidente con cables de alto voltaje dejó su rostro desfigurado y su ojo izquierdo gravemente dañado en junio de 2021. Sin embargo, la fortuna sonrió a James cuando un equipo de cirujanos de la Universidad de Nueva York Langone Health (NYU Langone Health) llevó a cabo el primer trasplante de globo ocular de la historia.

El procedimiento, realizado el 27 de mayo, involucró a 140 especialistas que trabajaron incansablemente durante 21 horas para llevar a cabo este hito médico. Aunque la recuperación de la visión aún es incierta, el ojo trasplantado ha mostrado notables signos de salud, incluido el flujo sanguíneo directo a la retina.

Antes de este innovador trasplante, Aaron ya había pasado por varias cirugías de reconstrucción facial debido a las graves lesiones sufridas en el accidente. Perdió su ojo izquierdo, el brazo dominante por encima del codo, la nariz, los labios, los dientes, la mejilla izquierda y la barbilla. Los médicos, enfrentándose a fuertes dolores en el globo ocular izquierdo, optaron por su eliminación total, abriendo la puerta a la posibilidad de este revolucionario trasplante.

El equipo de cirujanos, liderado por el doctor Eduardo Rodríguez, jefe del programa de trasplantes de cara de NYU, destacó que más allá de la recuperación visual, los resultados estéticos del trasplante son excepcionales. Apenas unos meses después de la intervención, Aaron muestra una apariencia sorprendentemente normal.

«El mero hecho de que hayamos logrado el primer trasplante exitoso de un ojo completo con un rostro es una hazaña tremenda que muchos habían pensado durante mucho tiempo que no era posible», dijo el médico.

La cirugía, aunque realizada con fines principalmente estéticos para restaurar la autoestima y confianza de Aaron, ha allanado el camino para futuros trasplantes. El doctor Rodríguez señaló que este paso es crucial en la búsqueda de restaurar la visión y proporcionar información valiosa para procedimientos similares en el futuro.

Aaron James, agradecido por la oportunidad de una segunda vida, fue incluido en la lista de posibles receptores de órganos de la Red Unida para Compartir Órganos en febrero de 2023. LiveOnNY, la organización de obtención de órganos de Nueva York, lideró los esfuerzos para encontrar un donante compatible.

En mayo de 2023, tres meses después de ingresar en la lista de donantes, se identificó a un joven donante de unos 30 años en otro hospital de Nueva York. Las evaluaciones del donante, incluyendo pruebas para determinar la viabilidad del ojo, resultaron exitosas, permitiendo el trasplante.

El donante, un héroe anónimo de aproximadamente 30 años, provenía de una familia comprometida con la donación de órganos. Su generosidad no solo cambió la vida de Aaron James, sino que también salvó a otras tres personas al donar riñones, hígado y páncreas.

Infinitamente agradecido, James expresó su gratitud hacia el donante y su familia, brindándole una segunda oportunidad en un momento de gran dificultad. Su recuperación ha sido asombrosa, recuperando sentidos como el gusto, el olfato y la capacidad de comer alimentos sólidos.

«Estoy infinitamente agradecido al donante y a su familia, que me han dado una segunda oportunidad en un momento de gran dificultad. Espero que la familia encuentre consuelo sabiendo que una parte del donante sigue viva conmigo», declaró James.

El 14 de septiembre, Aaron regresó a Arkansas junto a su esposa Meagan y su hija Allie. Aunque regresa mensualmente a Nueva York para citas de seguimiento, ahora contempla la opción de volver a trabajar como responsable de seguridad para trabajadores de líneas de alta tensión en el futuro.



La historia de Aaron James no solo es un testimonio de la perseverancia humana, sino también un hito médico que podría abrir puertas a nuevas posibilidades en el campo de los trasplantes faciales y oculares.