julio 13, 2024

Un hombre de 62 años está siendo objeto de un estudio minucioso por parte de expertos después de afirmar haber recibido más de 200 vacunas contra el COVID-19. Los hallazgos, publicados en la revista Lancet Infectious Diseases, han dejado perplejos a los investigadores hasta el momento.

El cauteloso alemán, cuya identidad se mantiene en el anonimato, ha sido sometido a pruebas exhaustivas por un equipo de científicos de renombradas instituciones, incluyendo la Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg y la Universitätsklinikum Erlangen, Munich y Viena.

A lo largo de un período de nueve meses, se encontraron evidencias oficiales de que el hombre había recibido 134 vacunas Covid-19 de ocho tipos diferentes. Sorprendentemente, el hombre asegura haber sido vacunado 217 veces en un lapso de 29 meses, aunque el motivo detrás de esta cantidad excesiva de vacunas sigue siendo desconocido.

A pesar de las preocupaciones iniciales sobre un posible fraude, las autoridades no presentaron cargos y el estudio continuó con la colaboración del entusiasta participante. Las pruebas realizadas revelaron que su sistema inmunológico producía una gran cantidad de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, sin que se observaran efectos secundarios significativos de la vacunación.

De hecho, los investigadores descubrieron que su sistema inmunológico mostraba signos de una mayor inmunidad contra el coronavirus en comparación con aquellos que habían recibido las tres rondas de vacunas más típicas. Incluso la inyección final, que según el hombre era la número 217, demostró aumentar la inmunidad y crear más antígenos.

Este estudio pionero ha desafiado las creencias previas sobre los efectos de la hipervacunación en el sistema inmunológico, demostrando que no debilita la respuesta inmune, sino que, por el contrario, la fortalece. A pesar de estos resultados prometedores, los expertos enfatizan que la cantidad estándar de vacunas recomendadas sigue siendo la mejor opción, y no se deben exceder las dosis recomendadas para ninguna condición.

El Dr. Kilian Schober, del Instituto de Microbiología del Hospital Universitario de Erlangen, concluyó: “Las investigaciones actuales indican que una vacunación de tres dosis, junto con vacunas complementarias periódicas para los grupos vulnerables, sigue siendo el enfoque preferido. No hay indicios de que se requieran más vacunas”.