julio 14, 2024

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, señaló a los «terroristas bárbaros de Gaza» como responsables del devastador ataque que cobró la vida de al menos 500 palestinos en un hospital de la Franja de Gaza.

En un comunicado emitido el martes, Netanyahu declaró enfáticamente que el Ejército israelí no estuvo involucrado en el ataque, atribuyendo la tragedia a una ráfaga de cohetes lanzados por la milicia palestina de la Yihad Islámica que impactó accidentalmente en el hospital.

«Que el mundo entero lo sepa: los terroristas bárbaros de Gaza son los únicos que atacaron el hospital en Gaza, no el Ejército israelí», afirmó Netanyahu, agregando que aquellos que cometieron este acto brutal también están acabando con las vidas de sus propios hijos.

Tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP), liderada por el presidente Mahmud Abás, como Hamás, que controla la Franja de Gaza, han acusado a Israel del bombardeo. Sin embargo, el Ejército israelí continúa sosteniendo que la milicia palestina de la Yihad Islámica lanzó los cohetes que causaron la tragedia de forma accidental.

La situación ha llevado a la cancelación de la participación del presidente Abás en una cumbre cuatripartita en Amán con el presidente estadounidense, Joe Biden, el rey de Jordania, Abdalá II, y el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, marcando un nuevo giro en el conflicto que sigue cobrando vidas en la región.

El presidente Joe Biden ha ordenado a su equipo de seguridad nacional que realice una exhaustiva investigación para determinar los detalles precisos del trágico ataque.