julio 13, 2024

El presidente de EEUU ha adelantado su vuelta a la Casa Blanca en medio de las tensiones y ha reforzado su apoyo a Israel.

Israel se prepara ante un posible ataque iraní como respuesta a la ofensiva israelí contra su consulado en Damasco. El Gobierno de Netanyahu ha suspendido este sábado los viajes escolares y otras actividades juveniles previstas para los próximos días con motivo de la festividad de Pesaj, y ha puesto en alerta máxima a sus fuerzas armadas después de que las autoridades iraníes hayan capturado un buque vinculado a Israel en el estrecho de Ormuz.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, ha asegurado que el país ha incrementado su capacidad de defensa y ataque ante la posibilidad de «un ataque planificado por Irán y sus representantes contra el Estado de Israel» y ha prohibido actividades educativas y aglomeraciones hasta el lunes, como medida de prevención. «En los últimos días, hemos fortalecido nuestro esquema defensivo y ofensivo, y estamos decididos a tomar todas las medidas necesarias para defender a los ciudadanos», ha dicho Gallant en un comunicado, en el que ha detallado que se han puesto en marcha nuevas capacidades «por tierra, aire y mar» y en coordinación con socios como Estados Unidos. «Estamos decididos a defender a nuestros ciudadanos contra el terrorismo (de Irán) y sabremos cómo responder», ha añadido.

Este mensaje se produce horas después de la Guardia Revolucionaria iraní secuestrara un buque en el golfo Pérsico, vinculado con la empresa ‘Zodiac Maritime’ propiedad de un multimillonario israelí y con bandera portuguesa. «La marina de la Guardia Revolucionaria se apoderó de un carguero asociado con el régimen sionista (Israel)», ha informado la agencia Tasnim, vinculada con ese cuerpo militar de élite. «Este barco se dirige ahora a aguas territoriales de nuestro país», ha indicado por su parte la agencia estatal IRNA.

El buque capturado sería el ‘MSC ARIES’, con bandera portuguesa, y según Tasnim, está vinculado con la empresa ‘Zodiac Maritime’, que es de propiedad israelí. Medios iraníes como la agencia SNN han mostrado vídeos de militares descendiendo de un helicóptero y abordando un buque. El barco, según portales marítimos, partió de Khalifa, en EAU, rumbo a Nhava Sheva, en la India, y su última posición recibida fue este viernes en el mismo lugar donde ha tenido lugar el abordaje.

Irán captura con cierta frecuencia petroleros y cargueros en el estrecho de Ormuz y el golfo Pérsico, la última vez el pasado 11 de enero, cuando fue abordado un buque en el mar de Omán y trasladado a aguas iraníes. Además, el ministro de Exteriores israelí, Israel Katz, ha confirmado el suceso y ha pedido a la Unión Europea (UE) que declare a la Guardia Revolucionaria iraní como «organización terrorista» y la someta a sanciones.

El incidente se produce en medio de las fuertes tensiones en Oriente Medio por un posible ataque de Irán contra Israel como represalia por el bombardeo contra el consulado iraní en Damasco el 1 de abril. En ese ataque murieron seis sirios y siete miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos el líder de su rama Fuerzas Quds para Siria y el Líbano, general de brigada Mohamed Reza Zahedi. Las autoridades iraníes han prometido en repetidas ocasiones venganza por el ataque contra la sede diplomática.

EEUU sitúa buques de guerra para defender a Israel en caso de ataque iraní

Tras el secuestro del carguero, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha adelantado su regreso a la Casa Blanca «para consultar con su equipo de seguridad nacional sobre los acontecimientos en Oriente Medio», según fuentes oficiales. El mandatario tenía previsto pasar este fin de semana en Delaware, en su residencia de la playa.

De hecho, Estados Unidos ha colocado buques de guerra en posición para proteger a Israel y a las fuerzas estadounidenses en la región, con la esperanza de evitar un ataque directo de Irán contra Israel que podría producirse tan pronto como este fin de semana. Las medidas estadounidenses incluyen el reposicionamiento de dos buques de guerra destructores, uno que ya estaba en la región y otro que fue redirigido allí.

Con información de Cadena SER