julio 22, 2024

Foto Cortesía

Las autoridades japonesas han activado una alerta de tsunami en la costa occidental del país después de un fuerte terremoto de magnitud 7,6 que ocurrió en la prefectura de Ishikawa, en la isla de Honshu. Según informes, se espera que las olas alcancen hasta cinco metros de altura en gran parte de la costa occidental de Japón.

Las primeras olas, con una altura aproximada de 1,20 metros, llegaron a la ciudad de Wajima, ubicada a unos 500 kilómetros al oeste de Tokio, alrededor de las 16:21 hora local. La cadena de radiotelevisión pública NHK ha activado la programación de emergencia y los presentadores han instado a la población a alejarse de las costas y buscar refugio en terrenos elevados.

Se han reportado subidas de la marea de entre 540 y 80 centímetros en varias localidades de las prefecturas de Ishikawa y Niigata. El terremoto, que se sintió incluso en Tokio, ocurrió en la península de Noto, en la prefectura de Ishikawa, a las 16:10 hora local. La Agencia Meteorológica de Japón ha notificado casi una veintena de réplicas y ha advertido que es probable que se produzcan más temblores en los próximos días.

La alerta de tsunami se ha activado para olas de hasta cinco metros de altura en la prefectura de Ishikawa y para olas de hasta tres metros en las prefecturas de Fukui, Toyama, Hyogo, Niigata y Yamagata. Además, se ha implementado una alerta general de tsunami para toda la costa occidental de las islas de Honshu y Hokkaido, así como el norte de la isla de Kyushu.

La empresa Tokyo Electric Power (TEPCO) está revisando el estado de su central nuclear de Kashiwazaki-Kariwa, en la prefectura de Niigata, que es la mayor del mundo por capacidad de generación pero que permanece desactivada desde 2011. Hasta el momento, no se ha informado de ningún daño significativo en esta ni en el resto de las centrales nucleares del país.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, ha convocado un gabinete de crisis para gestionar la situación y ha instado a los ciudadanos a tomar precauciones y evacuar a zonas seguras en caso de estar en áreas afectadas. Hasta el momento, no se han reportado daños significativos por la subida del agua, pero se han registrado cortes de luz en varias viviendas y un incendio en la ciudad de Wajima debido a los temblores. Además, se han suspendido los servicios ferroviarios en el noreste del país y en el centro y norte del litoral occidental.