julio 16, 2024

Foto Cortesía / Redes Sociales

La Justicia argentina ha tomado la decisión de decomisar el avión venezolano-iraní que fue solicitado por Estados Unidos. Este avión llegó al país en junio de 2022 con tripulantes venezolanos e iraníes sospechosos de espionaje y desde entonces ha permanecido bajo custodia en el aeropuerto de Ezeiza de Buenos Aires.

La medida fue adoptada por el juez federal Federico Villena en respuesta a la solicitud realizada en octubre de 2022 por la Corte del Distrito de Columbia (Estados Unidos), que solicitó a las autoridades argentinas la confiscación de la aeronave. Este avión está siendo investigado por posibles vínculos con el terrorismo internacional.

El avión, un Boeing 747 Dreamliner de carga, pertenecía originalmente a la empresa iraní Mahan Air y actualmente está en posesión de Emtrasur, una filial de la estatal venezolana Conviasa. Ambas empresas se encuentran sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. La tripulación, compuesta por cinco iraníes y catorce venezolanos, fue inicialmente retenida y luego puesta en libertad por el juez Villena debido a la falta de evidencia en su contra.