julio 13, 2024

Este jueves, la Casa Blanca anunció que la ayuda militar que Estados Unidos venía proporcionando a Ucrania se ha detenido por completo debido a la falta de un acuerdo en el Congreso para continuar apoyando al país frente a la invasión rusa. John Kirby, portavoz de la Casa Blanca, expresó en una rueda de prensa: «La ayuda que estábamos proporcionando hasta ahora se ha detenido por completo».

El presidente estadounidense, Joe Biden, del Partido Demócrata, ha solicitado al Congreso la aprobación de un paquete adicional de 61.000 millones de dólares en ayuda a Ucrania. Sin embargo, la oposición republicana ha condicionado su apoyo a la implementación de medidas en la frontera entre Estados Unidos y México, generando un estancamiento en la aprobación del paquete de ayuda.

Ante esta situación, Kirby hizo un llamado a los republicanos para que aprueben la ayuda a Ucrania, especialmente después de que la inteligencia de EE.UU. revelara que Rusia estaba utilizando misiles balísticos norcoreanos en algunos de sus recientes ataques contra Ucrania. «Los ataques rusos están en aumento, y ahora están utilizando misiles balísticos norcoreanos para llevar a cabo esos ataques», destacó Kirby durante la rueda de prensa.

Según la información proporcionada, Rusia lanzó al menos un misil balístico norcoreano hacia Ucrania el 30 de diciembre de 2023 y múltiples misiles balísticos norcoreanos el 2 de enero de este año, como parte de un ataque contra las infraestructuras ucranianas. Estos eventos formaron parte de los intensos bombardeos con misiles y drones perpetrados por Rusia contra Ucrania en los últimos días de 2023 y principios de 2024, marcando el mayor ataque desde el inicio de la guerra en febrero de 2022.

Estados Unidos ha sido el principal proveedor de ayuda militar a Ucrania, entregando un total de 44.200 millones de dólares en asistencia militar a Kiev desde el inicio del conflicto, según datos del Departamento de Estado. La detención de esta ayuda podría tener consecuencias significativas para Ucrania en su lucha contra la invasión rusa, lo que intensifica la presión sobre el Congreso para llegar a un acuerdo y reanudar el apoyo crucial a la nación europea.

Fuente: EFE