julio 19, 2024

El año pasado, la Administración para el Control de Drogas (DEA) llevó a cabo una operación sin precedentes en el estado de Nueva York, incautando una cifra récord de 386 millones de dosis mortales de fentanilo. Estas sustancias, camufladas en forma de píldoras y polvo, representan un grave peligro para la población estadounidense, ya que son lo sufuciente para matar a todos los estadounidenses, según anunció la división de Nueva York de la agencia federal.

Casi el 10% de las drogas confiscadas se presentaban como otras sustancias, ocultando en su interior dosis potentes y letales de fentanilo, reveló el agente especial a cargo de la DEA, Frank Tarentino. «El engaño enmascara la realidad cuando se trata de drogas mortales en las calles de las ciudades de hoy», advirtió.

Las incautaciones sin precedentes totalizan cerca de 12,000 libras de fentanilo en polvo y más de 77 millones de píldoras potentes, marcando un aumento alarmante del 119% en las incautaciones de píldoras de fentanilo con respecto al año anterior. Es crucial destacar que apenas dos miligramos de esta droga son suficientes para causar la muerte, aproximadamente la cantidad que cabe en la punta de un lápiz.

La DEA de Nueva York incautó 386 millones de dosis mortales de fentanilo en 2023.



La DEA reveló que aproximadamente 4,2 millones de pastillas y 1,100 libras de polvo estaban disfrazadas de otras drogas, incluyendo falsificaciones de medicamentos recetados. Esto equivaldría a un asombroso total de 37 millones de dosis letales enmascaradas, señalando una sofisticación creciente por parte de los traficantes.

La tendencia preocupante se ve exacerbada por un aumento récord en las muertes de adolescentes de secundaria en todo Estados Unidos durante 2022, principalmente debido a intoxicaciones por fentanilo procedente de pastillas falsificadas. Las sobredosis de fentanilo también se posicionan como la principal causa de muerte entre los estadounidenses de 18 a 45 años.

La ciudad de Nueva York ha sido un epicentro de estas operaciones antidrogas, destacándose por incautaciones significativas. En octubre, se llevó a cabo una de las mayores operaciones de la DEA, descubriendo más de 50 libras de fentanilo en polvo y 200,000 pastillas escondidas en una fábrica del Bronx. Un mes después, una guardería se encontró albergando una fábrica secreta de drogas detrás del salón de juegos de los niños, después de que un niño de 1 año muriera al inhalar la droga mortal.

La creatividad de los traficantes alcanzó niveles impactantes, como lo demuestra el caso de un narcotraficante de un cártel mexicano que escondía 300,000 pastillas con fentanilo en el tanque de gasolina de una Ford Expedition cerca del Yankee Stadium.

Un astuto narcotraficante de un cártel mexicano fue sorprendido conduciendo una Ford Expedition cerca del Yankee Stadium con 300.000 pastillas con fentanilo escondidas en el tanque de gasolina.


Estas incautaciones récord de fentanilo probablemente reflejen una sombría realidad: las tasas de muertes por sobredosis de drogas en todo el país, como predijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Entre junio de 2022 y junio de 2023, más de 112,300 estadounidenses perdieron la vida por intoxicaciones por drogas, con aproximadamente el 70% atribuido al fentanilo.

En el estado de Nueva York, se estima que alrededor de 6,000 personas murieron por intoxicación por drogas en 2023, la mitad de las cuales ocurrieron en la ciudad de Nueva York. Además del fentanilo, la DEA de Nueva York registró aumentos alarmantes del 270% en las incautaciones de metanfetamina, del 307% en las incautaciones de pastillas de metanfetamina y del 55% en las incautaciones de cocaína.

El impacto de esta crisis se extiende a otras ciudades de todo el país, con lugares como Omaha, Nebraska y Kansas City, Missouri, también informando incautaciones récord de fentanilo en 2023. Este aumento en la disponibilidad y distribución de fentanilo plantea serias preocupaciones para la seguridad pública y la salud de la nación, exigiendo una acción coordinada y urgente por parte de las autoridades y la sociedad en general.

Fuente: nypost