julio 13, 2024

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves la resolución Nª 130/24 que declara «persona no grata» a Nicolás Maduro, por las graves violaciones a los derechos humanos contra los ciudadanos venezolanos en su país.

La resolución, que fue impulsada por los legisladores Claudio Romero y Emmanuel Ferrario a pedido de la diáspora venezolana en Argentina, contó con el voto a favor de la mayoría de los miembros de la cámara, mientras que los legisladores del Frente de Izquierda se abstuvieron y los legisladores kirchneristas de Unión por la Patria votaron en contra.

«En la Ciudad de Buenos Aires no vamos a tolerar dictadores, gente que venga a vulnerar los derechos humanos, gente que haga atrocidades en su país en nombre de una revolución que no existe, gente que use la tortura como un método de gobierno«, expresó el legislador Romero.

La secretaria general del Foro Argentino por la Defensa de la Democracia (FADD), Elisa Trota, celebró la decisión adoptada por la Legislatura porteña, al considerar que es un contundente mensaje de respaldo a los más de 220 mil venezolanos que han tenido que escapar de su país y radicarse en Argentina.

«Los autócratas, como Maduro, deben saber que sus crímenes no van a quedar impunes y que el mundo no es su patio trasero para pasearse con sus manos manchadas de sangre. Con esta resolución, la Ciudad de Buenos Aires reafirma sus principios en defensa de la libertad, de la democracia y de los derechos humanos y hace valer esa promesa de ‘nunca más’ dictaduras, no solo en Argentina, sino en toda nuestra región latinoamericana», expresó Trotta.

La activista venezolano-argentina destacó que «esta resolución llega en un momento clave porque estamos a 45 días de las elecciones presidenciales. Los venezolanos están en las calles, acompañando el movimiento de liberación nacional que encabezan María Corina Machado y Edmundo González, y desde la comunidad internacional debe haber más gestos como este que le hagan saber a Maduro que el mundo está observando y no permitirá que se robe la voluntad de los ciudadanos que se exprese en las urnas electorales el próximo 28 de julio».

Finalmente, Trotta lamentó que aún haya sectores políticos, como la izquierda y el kirchnerismo, que pretendan ignorar lo que sucede en Venezuela. «Con su silencio, al abstenerse, y peor aún con su voto en contra han decidido ponerse del lado de una dictadura criminal que persigue, que encarcela, que tortura y que mata, que está siendo investigada por la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad», reprochó.

800noticias