julio 22, 2024

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha ordenado una «acción defensiva» en el océano Atlántico en respuesta a la llegada de un buque de guerra británico a las costas de Guyana. Esta acción ha aumentado la tensión entre ambos países sudamericanos, que mantienen una disputa territorial.

En una reunión con la cúpula militar chavista, Maduro anunció la activación de una acción conjunta de toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) sobre el Caribe oriental de Venezuela. Esta acción tiene carácter defensivo y es una respuesta a la provocación y amenaza del Reino Unido contra la paz y la soberanía de Venezuela.

Maduro no ha dado detalles sobre el alcance y la duración de esta operación, pero ha insistido en que la llegada del buque de guerra británico, HMS Trent, es una «amenaza inaceptable» y una «ruptura» de los acuerdos suscritos con Guyana el pasado 14 de diciembre. En dichos acuerdos, ambos países se comprometieron a no amenazarse mutuamente y evitar incidentes relacionados con la disputa territorial.

El régimen venezolano ha condenado este hecho en un comunicado, en el que pide a Guyana que tome acciones inmediatas para el retiro del buque y se abstenga de involucrar a potencias militares en la controversia. Según el chavismo, la presencia del buque británico es «extremadamente grave» y está acompañada de declaraciones del Reino Unido que consideran como un «despojador» del territorio en disputa.

La controversia entre Venezuela y Guyana se ha intensificado después de que Venezuela aprobara, en un referendo unilateral, la anexión del territorio de Esequibo, que está bajo control de Guyana. Este territorio, rico en petróleo y minerales, tiene una superficie de casi 160.000 kilómetros cuadrados y su disputa está en manos de la Corte Internacional de Justicia. El régimen de Maduro ordenó el asentamiento de una división militar cerca del área en litigio, lo que ha aumentado aún más la tensión entre ambos países.