julio 22, 2024

Un soldado polaco apuñalado por un migrante en la frontera con Bielorrusia murió, dijo el jueves el comando del ejército, en medio de preocupaciones de que Rusia esté orquestando una afluencia de inmigrantes a Polonia.

Varsovia ha acusado a Moscú de lo que llamó intentos de contrabandear a miles de personas desde África a Europa llevándolas en avión a Rusia y luego enviándolas a la frontera de Polonia con Bielorrusia, aliada del Kremlin.

La semana pasada, el ejército polaco dijo que un soldado resultó gravemente herido tras ser “apuñalado por un migrante del lado bielorruso”.

El jueves, el ejército anunció su muerte.

«A pesar de la ayuda prestada en la zona del ataque en la frontera con Bielorrusia y los esfuerzos de los médicos, no se pudo salvar su vida», dijo el mando general en un comunicado.

Los medios locales dijeron que el soldado estaba patrullando la zona cuando fue apuñalado a través de una valla metálica de cinco metros de altura que Polonia erigió en 2022 para disuadir a los inmigrantes.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, ofreció sus condolencias a la familia del soldado.

“Un joven soldado, Mateusz, dio su vida defendiendo la frontera de la República de Polonia . La patria y sus compatriotas no olvidarán este sacrificio”, afirmó en X, antes Twitter.

El ejército polaco también informó la semana pasada de otros dos ataques a tropas en la frontera, con un soldado apuñalado con un cuchillo fijado a un palo y otro sufriendo “heridas faciales” tras ser atacado con una botella rota.

Según la guardia fronteriza polaca, este año se han detectado más de 17.000 intentos de cruzar la frontera desde Bielorrusia.

El mes pasado, Varsovia anunció que gastaría más de 2.300 millones de euros (2.500 millones de dólares) en fortificar su frontera oriental que, según dijo, Rusia ha utilizado para desestabilizar la región con ataques híbridos.

«Es el Estado ruso… el que está detrás de la organización del reclutamiento, el transporte y los intentos de contrabandear a miles de personas» a Europa, dijo Tusk el mes pasado.

Añadió que “más del 90 por ciento de quienes cruzan ilegalmente la frontera polaca son personas con visas rusas”.

Fuente: AFP