julio 22, 2024

Zoraya ter Beek, una joven de 28 años, residente de un tranquilo pueblo en los Países Bajos, ha tomado la difícil decisión de poner fin legalmente a su vida debido a su lucha constante contra la depresión paralizante, el autismo y el trastorno límite de la personalidad. A pesar de estar enamorada de su novio de 40 años y compartir su hogar con dos gatos, ter Beek ha enfrentado desafíos inmensos relacionados con su salud mental a lo largo de su vida.

Después de que sus médicos le comunicaran que ya no había esperanza de mejoría para ella, ter Beek decidió someterse a la eutanasia. «Siempre tuve muy claro que si no mejora, no puedo seguir con esto», expresó. Su caso no es único, ya que cada vez más personas en Occidente están optando por esta opción frente a padecimientos mentales que podrían tratarse pero que les resultan insoportables.

Stef Groenewoud, especialista en ética de la atención sanitaria, señaló que la eutanasia se ha convertido en una opción más aceptable, especialmente entre los jóvenes con trastornos psiquiátricos, donde los profesionales de la salud parecen estar más dispuestos a considerar esta alternativa.

El proceso de eutanasia de ter Beek está programado para llevarse a cabo en su propio hogar, en su sofá de la sala de estar, con la presencia de su novio. Después de recibir sedantes para calmar sus nervios, un médico le administrará un medicamento para detener su corazón. Ter Beek ha expresado su deseo de que no haya música durante el procedimiento y que tampoco haya un funeral tradicional; en su lugar, su novio esparcirá sus cenizas en un lugar especial en el bosque.

Los Países Bajos, que legalizaron el suicidio asistido en 2001, han visto un aumento constante en el número de personas que eligen esta opción. En 2022, se registraron 8.720 muertes por eutanasia en el país, lo que representa aproximadamente el 5% de todas las muertes, un aumento del 4% con respecto al año anterior.

Mientras tanto, los críticos de la legalización del suicidio sostienen que la ley ha fomentado una cultura de muerte y ha llevado a un aumento de los casos de suicidio. Ter Beek, en respuesta a una crítica en las redes sociales, anunció su decisión de abandonar las plataformas antes de su fallecimiento, destacando que fue un honor compartir su experiencia con quienes estaban abiertos a entender su situación.

Si tiene pensamientos suicidas o está experimentando una crisis de salud mental y vive en una situación de emergencia, por favor, comuníquese con los servicios de emergencia de su área o busque ayuda médica inmediatamente. Su bienestar es importante y hay personas dispuestas a ayudarle. NO ESTAS SOLO.