julio 14, 2024

En las primeras horas del Estado de Excepción decretado por Daniel Noboa y pese al toque de queda se registraron actos de violencia en cinco ciudades del país.

Las bandas criminales han declarado la guerra al Estado y han realizado una serie de actos que pueden calificarse de terroristas en contra del gobierno de Daniel Noboa. La noche del lunes y la madrugada de este martes, 9 de enero, en Ecuador cuatro policías fueron secuestrados y en las prisiones casi una centena de agentes penitenciarios continúan retenidos por los reos. Un nuevo mensaje para el nuevo presidente por parte de los criminales que controlan una de las cárceles circuló: “Acabaste de iniciar una guerra sangrienta”, se escucha.

Autos incinerados, explosiones en puentes, policías secuestrados y más hechos violentos se registraron la noche de este 8 de enero

Los hechos terroristas incluyen detonaciones de coches bomba e incineración de vehículos en Esmeraldas, Cuenca, Loja, Quito y Guayaquil. También se registró la explosión de un artefacto en un puente peatonal de Quito y el secuestro de tres policías en Machala y un policía en Quito. La mañana del martes se difundió la explosión de un patrullero en una carretera de Quevedo, en el litoral ecuatoriano.

En Riobamba a 216 kilómetros al sur de Quito, 39 reos escaparon del penal de esa ciudad incluido Fabricio Colón Pico, quien fue señalado por la Fiscal General, Diana Salazar, de querer asesinarla, según confirmó John Vinueza, alcalde de la ciudad. Colón Pico, alias El Salvaje, tiene un amplio historial delictivo y fue capturado el pasado 5 de enero. Él es uno de los cabecillas de Los Lobos, la agrupación delictiva más violenta del país.

En Quito también se reportó el estallido de un auto en el sur de la ciudad y la explosión de un artefacto cerca de un puente peatonal

Al mismo tiempo, las prisiones de Ecuador continúan tomadas por los presos. El Servicio de Cárceles informó que en los penales de Loja, El Oro, Chimborazo, Cotopaxi y Azuay hay agentes penitenciarios retenidos.

En Azuay, desde la cárcel de Turi, que es controlada por Los Lobos los presos emitieron un mensaje para el presidente: “Así como no te importa la vida de los privados libertad del Ecuador, a nosotros tampoco nos importa la vida de tus funcionarios: de los guías penitenciarios y de los policías. Tu estado de Excepción no nos intimida. Nosotros ya estamos muertos”, se escucha decir al encapuchado que habla en el video. El criminal “recomendó” a la ciudadanía no salir por la noche pues la banda criminal se enfrentará a las fuerzas del orden en la calle. Además dijo que los policías y militares “enfrentarán consecuencias nunca antes vistas en toda la historia del Ecuador”. En la misma grabación un supuesto guía retenido pues está encapuchado pide al presidente Noboa que preserve sus vidas: “Nosotros somos inocentes”.

En el extremo izquierdo de la pantalla, en primera fila, un preso mantiene amenazado a un guardia con una cuchilla con la que amaga a cortarle el cuello. El oficial parece sufrir una descompostura en medio de la dramática escena.

También en Cuenca detonó un explosivo frente al departamento del presidente de la Corte Nacional de Justicia, Iván Saquicela, quien confirmó a Infobae el acontecimiento y declaró que aún no sabe si fue una amenaza directa o una coincidencia. Sin embargo, adelantó que informó sobre el particular a la ministra del Interior y de Gobierno, Mónica Palencia.

Los actos terroristas suceden tras la fuga de alias Fito, líder de Los Choneros, de una cárcel de Guayaquil.

La plataforma ciudadana SOS Cárceles reportó en X (antes Twitter) que la megabanda Los Lobos anunció levantamientos en las calles y en las prisiones pues la detención de Colón Pico, el pasado 5 de enero, y la fuga de alias Fito demostraría que existe “una alianza entre el gobierno de Daniel Noboa y Los Choneros”.