julio 22, 2024

En una tragedia que ha conmocionado a la isla de Pemba, en el archipiélago de Zanzíbar, nueve personas perdieron la vida y otras 78 fueron hospitalizadas luego de consumir carne de tortuga marina, según informaron las autoridades el sábado.

El fatal incidente ocurrió tras un festín donde la carne de tortuga marina era el plato principal, considerado un manjar por muchos habitantes locales. Sin embargo, esta delicadeza también es conocida por desencadenar casos de quelonitoxicismo, un tipo de intoxicación alimentaria.

El doctor Haji Bakari, del distrito de Mkoani, confirmó que entre los fallecidos se encontraba la madre de uno de los niños que sucumbió anteriormente, elevando la tragedia a niveles aún más desgarradores. Según Bakari, las pruebas de laboratorio corroboraron que todas las víctimas habían consumido carne de tortuga marina.

Las autoridades, lideradas por Hamza Hassan Juma, han instado a la población a abstenerse de consumir tortugas marinas para evitar futuras tragedias. Zanzíbar, una región semiautónoma de Tanzania en África Oriental, ha sido escenario de eventos similares en el pasado. En noviembre de 2021, siete personas, incluido un niño de 3 años, perdieron la vida después de ingerir carne de tortuga en Pemba, mientras que otras tres fueron hospitalizadas.

La comunidad local está conmocionada por esta pérdida devastadora, y las autoridades están intensificando los esfuerzos para concienciar sobre los riesgos asociados con el consumo de carne de tortuga marina, con la esperanza de prevenir futuras tragedias en la región.