julio 22, 2024

Los equipos están utilizando la grúa más grande de la Costa Este para retirar secciones del puente Francis Scott Key de Baltimore, que colapsó hace casi tres semanas, en una carrera contra el tiempo para localizar los cuerpos restantes y despejar el puerto.

El puente Key Bridge tardó cinco años en construirse en la década de 1970, pero ahora, los equipos se apresuran a desmantelar los restos del icónico puente de Baltimore. El esfuerzo se produce mientras los investigadores aún intentan reconstruir exactamente lo que sucedió el 26 de marzo, cuando un barco de carga desviado chocó contra una de sus estructuras de soporte, causando la muerte de seis trabajadores de la construcción.

Los trabajadores están utilizando el Chesapeake 1000, una grúa flotante con una historia legendaria que incluye ayudar a la CIA a recuperar parte de un submarino soviético hundido, para retirar secciones masivas, siendo la más pesada hasta ahora de aproximadamente 450 toneladas. Sin embargo, el trabajo es tedioso, peligroso e increíblemente complejo, dijeron líderes de la operación el lunes.

«Hay mucha basura, hay barras de refuerzo, hay concreto», dijo Robyn Bianchi, asistente del maestro de salvamento en el proyecto. «No sabemos qué peligros hay allí abajo, así que tenemos que ser muy metódicos y lentos con eso».

En el patio de salvamento el lunes por la mañana, los trabajadores desmontaron las armaduras metálicas con sopletes de propano. Un par de enormes cizallas las cortó en piezas más manejables.


Hasta ahora, se han retirado más de 1,000 toneladas de acero del curso de agua.

Antes de que se retiren piezas del puente, los buzos se sumergen en el frío puerto de Baltimore para inspeccionar los restos subacuáticos turbios y evaluar qué partes se pueden extraer de manera segura.

Al mismo tiempo, los equipos están trabajando para retirar algunos contenedores del barco de carga Dali, que colisionó con el puente, antes de levantar las secciones de acero de su proa.

«Presenta un peligro dinámico», dijo Joseph Farrell, director ejecutivo de Resolve Marine, que está trabajando en la recuperación del barco. Dijo que una vez que eso suceda, el Dali regresará al Puerto de Baltimore. «Sacarlo de allí es una prioridad».

Cuatro cuerpos han sido recuperados desde entonces y los equipos de salvamento esperan recuperar los dos cuerpos restantes una vez que se haya retirado más de los escombros.
También están trabajando hacia su objetivo de abrir un canal temporal a finales de este mes.

El canal permitiría que más tráfico comercial se reanude a través del Puerto de Baltimore, que ha sido severamente impactado desde el colapso del 26 de marzo. Las autoridades planean reabrir el canal principal del puerto para fines de mayo.

El FBI ha abierto una investigación criminal sobre el colapso del puente Francis Scott Key.


La investigación se centra en el buque portacontenedores de 985 pies, el Dali, buscando cualquier violación de la ley marítima federal.


También se enfoca en si el personal del barco pudo haber estado al tanto de algún problema técnico u operativo a bordo antes de que el barco saliera del Puerto de Baltimore.