julio 19, 2024

Un juez español aceptó investigar acusaciones de corrupción realizadas contra Begoña Gómez.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, decidió cancelar unos días su agenda pública para reflexionar si renuncia o no a la jefatura del Ejecutivo tras la denuncia contra su esposa, Begoña Gómez, por supuesta corrupción, y comunicará su decisión el próximo 29 de abril.

«Me urge responderme a la pregunta de si merece la pena, pese al fango en el que la derecha y la ultraderecha pretenden convertir la política», sostiene en una misiva sin precedentes. Todos los escenarios están abiertos, desde la renuncia y la propuesta de otro candidato a la investidura a una transición hasta que se puedan convocar elecciones (a partir del 29 de mayo) o una cuestión de confianza.

«Necesito parar y reflexionar». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha dirigido este miércoles a última de la hora de la tarde a la ciudadanía a través de una carta pública en la que anuncia, a raíz de la investigación judicial a su esposa, Begoña Gómez, por tráfico de influencias, que el próximo lunes decidirá si debe «continuar al frente del Gobierno o renunciar a este alto honor». Mientras tanto, Sánchez cancelará su agenda pública. Las Cortes Generales no pueden disolverse antes del 29 de mayo -un año después de la anterior disolución- y, desde entonces, deben transcurrir 54 días hasta la celebración de las elecciones.

Todos los escenarios están abiertos, desde la renuncia y la propuesta de otro candidato a la investidura a una transición, pasando porque se puedan convocar elecciones o que el presidente se presente a una cuestión de confianza. Siempre dado a los gestos audaces e imprevisibles, Sánchez ha consultado con muy pocas personas este paso y de momento todo son incógnitas sobre la decisión que acabará dando. Varios de sus colaboradores señalan que está «muy tocado» por una investigación a su mujer que todos los socialistas consideran que no tiene ningún fundamento.

Un juez español aceptó este miércoles investigar acusaciones de corrupción realizadas contra Gómez por un grupo privado con un historial de presentar demandas principalmente por causas de derecha.

El tribunal con sede en Madrid considerará las acusaciones y procederá con la investigación o la desechará.

Begoña Gómez, de 49 años, no ocupa un cargo público y mantiene un bajo perfil político.

Manos Limpias acusa a Gómez de presuntamente haber utilizado su posición para influenciar acuerdos de negocios. La corte no dio más información al respecto y señaló que la pesquisa estaba bajo precinto.

¿Qué es Manos Limpias, que acusa a la esposa de Pedro Sánchez de corrupción?

Manos Limpias se describe como un sindicato, pero su principal actividad es una plataforma que persigue casos judiciales. Muchos han estado vinculados con causas de la derecha. Actúa como “acción popular”, una peculiaridad de la ley española que permite a los individuos o entidades participar en algunos casos penales incluso cuando no se han visto afectados directamente por el acusado.

El ministro de Justicia, Félix Bolaños, señaló que las nuevas acusaciones eran “falsas”.

Cuando le preguntaron en el Parlamento después de la decisión de la corte si pensaba que el sistema judicial funcionaba, Sánchez respondió: “En un día como hoy y después de las noticias que he conocido, a pesar de todo sigo creyendo en la justicia de mi país”.