julio 16, 2024

Peter Pellegrini, actual presidente del Consejo Nacional de Eslovaquia, ha emergido como el ganador de las recientes elecciones presidenciales del país, según los resultados oficiales tras el escrutinio completo de los votos. En una contienda reñida, Pellegrini se enfrentó en la segunda vuelta de los comicios al candidato prooccidental Ivan Korcok, obteniendo el apoyo del 53,12 % de los votantes, en comparación con el 46,87 % de Korcok.

Una de las diferencias fundamentales entre los dos candidatos radicaba en sus enfoques hacia el conflicto en Ucrania. Mientras Pellegrini, quien previamente se desempeñó como primer ministro, se opone firmemente al envío de ayuda militar a Kiev, Korcok sostenía que la cesación de esta asistencia no conduciría a la paz, sino a la victoria de Rusia.

En declaraciones previas a la votación final, Pellegrini afirmó que los políticos eslovacos están divididos en dos grupos: aquellos que buscan continuar con la guerra y aquellos que abogan por las negociaciones de paz. Él aseguró que pertenece al último grupo, destacando su compromiso de trabajar para que Eslovaquia permanezca en el lado de la paz y no en el de la guerra.

El presidente electo prometió «apoyar al Gobierno en sus esfuerzos por mejorar la vida de la gente», recoge Reuters. «Haré todo lo posible para que Eslovaquia permanezca siempre del lado de la paz y no del lado de la guerra», destacó. Al mismo tiempo, Pellegrini declaró que su país «continuará siendo un fuerte miembro de la UE y de la OTAN».

Es importante señalar que, si bien en Eslovaquia el presidente no posee un gran poder ejecutivo, cuenta con la autoridad para vetar leyes y nombrar a los jueces del Tribunal Constitucional, lo que le otorga una influencia significativa en el proceso legislativo y judicial del país.