julio 19, 2024

Más de 650.000 latas de Nutramigen Hypoallergenic Infant Formula Powder están siendo retiradas del mercado en todo Estados Unidos debido a una posible contaminación bacteriana. La fórmula, destinada a bebés con alergia a los lácteos, podría contener Cronobacter sakazakii, una bacteria que puede causar infecciones graves como meningitis o sepsis.

La retirada, confirmada por las empresas Reckitt y Mead Johnson Nutrition, se está llevando a cabo de manera voluntaria. Las latas en cuestión, de 12,6 y 19,8 onzas, fueron fabricadas en junio de 2023 y distribuidas en junio, julio y agosto de ese año. La compañía estima que la mayor parte de los productos sujetos a revisión ya ha sido consumida.

Hasta la fecha, no se han reportado enfermedades ni efectos adversos relacionados con estos productos. La empresa, al destacar la importancia de la seguridad alimentaria para los bebés, ha identificado los lotes afectados por el código de lote en la parte inferior de las latas.

A pesar de que las pruebas realizadas por Reckitt/Mead Johnson y la FDA estadounidense dieron negativo, la retirada se lleva a cabo como precaución, enfatizando la responsabilidad hacia la población vulnerable de los lactantes.

La empresa ha asegurado a los padres que pueden seguir confiando en otros productos de Reckitt/Mead Johnson Nutrition, incluyendo diferentes lotes de fórmula en polvo Nutramigen, que no están sujetos a la retirada.

Los códigos de productos afectados, tamaños de latas y códigos UPC están disponibles en el sitio web de la empresa para que los consumidores verifiquen si sus productos están incluidos en la retirada. Se advierte a los compradores que no deben consumir ni utilizar productos con los códigos de lote afectados.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) no ha emitido un comunicado oficial sobre la retirada, la empresa asegura que no ha recibido informes de enfermedades relacionadas con sus productos.

La Cronobacter sakazakii, según los CDC de EE. UU., suele encontrarse en productos secos como leche en polvo y preparados para lactantes. Aunque las infecciones por esta bacteria son consideradas raras, pueden ser mortales para los bebés pequeños, especialmente aquellos menores de dos meses o con sistemas inmunológicos debilitados.

Las infecciones por Cronobacter sakazakii pueden manifestarse con síntomas como fiebre, letargo, dificultad para alimentarse y convulsiones en los bebés. La empresa insta a los consumidores a revisar sus productos y seguir las indicaciones para garantizar la seguridad de sus hijos.