julio 13, 2024

El Ministerio de Situaciones de Emergencia desplegó una fuerte búsqueda que aún no ha arrojado resultados; la secuencia quedó grabada.

Una mujer de 20 años estaba con su pareja en el balneario de Sochi, en Rusia, cuando una ola la arrastró hacia el Mar Negro y desapareció. El Ministerio de Situaciones de Emergencia ruso desplegó una fuerte búsqueda, pero todavía no pudieron encontrarla. 

En el video se puede ver a ambos paseando por la orilla del Mar Negro, en la costa de Sochi. Producto de una fuerte una ola, la joven fue arrastrada por el agua y desapareció de la vista de su pareja. El hombre, en medio de una confusión, se metió al mar para localizarla, pero -sin éxito- llamó a los servicios de emergencia locales para solicitar asistencia. Personal de emergencias fue alertado de la situación a través de un llamado al 112.

Si bien las identidades de ambos no fueron reveladas, según publicaron los medios locales, se trata de un par de turistas oriundos de la ciudad de Lipetsk.

La joven desapareció el 16 de junio y desde hace tres días los servicios de rescate la buscan, pero no pudieron encontrar rastros de ella. “La búsqueda no ha arrojado ningún resultado en este momento. El trabajo continúa”, sostuvo la Brigada Regional de Búsqueda y Rescate del Sur del Ministerio de Situaciones de Emergencia en un comunicado.

Personal de rescate a bordo de un barco fue mar adentro para continuar con los operativos de búsqueda. En un principio, los rescatistas comenzaron en un perímetro desde la orilla, pero luego ampliaron las tareas desde la playa Rivera hasta el microdistrito de Mamayka.

Las autoridades rusas habían advertido a los turistas sobre los peligros de ingresar al mar en condiciones climáticas adversas, como en este caso, ya que el caudal de olas suele aumentar por el viento, lo que genera fuertes corrientes.

Esta semana se espera buen clima, sin lluvias ni tormentas, lo que facilitará la continuación de las tareas de búsqueda. Sin embargo, se pone en duda que se la encuentre con vida si es que hasta ahora la mujer no encontró un lugar seguro en las costas.