julio 14, 2024

El Senado de Texas aprobó un proyecto de ley histórico que otorga a la policía local y estatal la autoridad para detener a los inmigrantes que se encuentren ilegalmente en el país. El proyecto de ley 11 del Senado, presentado por el senador estatal republicano Brian Birdwell, convierte en delito estatal cruzar ilegalmente la frontera de Texas con Estados Unidos, permitiendo así a las fuerzas policiales detener a quienes infrinjan la ley.

Hasta ahora, las autoridades estatales y locales estaban obligadas a solicitar permiso federal antes de detener a inmigrantes ilegales. Sin embargo, con la aprobación del SB 11, Texas ha dado un paso sin precedentes para abordar la crisis fronteriza. Según Birdwell, Texas ha alcanzado una cifra récord de detenciones de inmigrantes ilegales en el año fiscal 2023, con más de 1.84 millones de detenciones en los sectores de Texas.

«Como resultado de la falta de voluntad del gobierno federal para hacer cumplir las leyes federales de inmigración y asegurar nuestra frontera sur, Texas ha decidido tomar medidas», afirmó Birdwell en un comunicado. «El SB 11 dará a los agentes más autoridad para controlar la frontera y mantener a salvo a los texanos».

La nueva ley establece que la pena para los infractores por primera vez será de hasta un año de cárcel. Además, aquellos con múltiples entradas ilegales podrían ser condenados a cadena perpetua. La medida fue aprobada por votación partidista de 19-12 en una sesión que se prolongó hasta altas horas de la noche del jueves.