julio 14, 2024

El tranquilo día en la playa de Lauderdale-by-the-Sea se convirtió en tragedia cuando Sloan Mattingly, una niña de 7 años de Indiana, perdió trágicamente la vida en un incidente desgarrador que ha conmocionado a la comunidad local y más allá.

El relato desgarrador de Harry Defina, un testigo presencial, pinta la imagen de un agujero de arena que se había convertido en una trampa mortal. Según Defina, un hombre no identificado, de unos 40 años, cavó un agujero masivo de aproximadamente 18 pies de ancho y 6 pies de profundidad. Este agujero, según testigos, estaba lo suficientemente profundo como para llegar hasta el pecho de un adulto.

«Estaba caminando por la playa y vi a un hombre, de unos 40 años, delgado, de estatura media; estaba cavando un hoyo realmente grande», dijo Harry Defina a NBC Miami sobre la tragedia en Lauderdale-by-the-Sea el pasado Martes.

Harry Delfina, testigo.

“Lo miré y él miró hacia atrás y me alejé… No pensé en acercarme y decirle que no lo hiciera”, dijo sobre el agujero en el que ya estaba el hombre no identificado hasta el pecho.

“Incluso me molesta que alguien insinúe que esos niños cavaron ese hoyo”, dijo sobre Sloan y su hermano de 9 años, quien también cayó, pero fue sacado vivo.

“Ellos no cavaron ese hoyo. Era enorme y terminó midiendo como 18 pies por 6 pies”, recordó.

Defina, al presenciar esta escena, se alejó sin intervenir, sin sospechar la tragedia que se avecinaba. Fue entonces cuando vio cómo los hijos de la familia Mattingly, que estaban disfrutando de unas vacaciones en Florida, caían en el agujero gigante. A pesar de los esfuerzos desesperados del padre por rescatar a sus hijos.

El padre logró sacar a su hijo, pero la niña permaneció atrapada durante más de 20 minutos, dijo. Más tarde fue declarada muerta en el Broward Health Medical Center en Fort Lauderdale.

La madre de Sloan, Therese, expresó su dolor en una emotiva publicación en GoFundMe, recordando a su hija como «el ser humano más puro». La comunidad respondió con amor y solidaridad, recaudando más de $145,000 para ayudar con los costos del funeral y apoyar a la familia en este momento desgarrador.

Sloan Mattingly

En Fort Wayne, Indiana, donde reside la familia Mattingly, amigos y seres queridos se unieron para brindar consuelo y apoyo a la familia en medio de esta pérdida inconmensurable. Incluso el gimnasio al que Therese pertenecía se unió a la causa, recaudando fondos para ayudar a la familia en su momento de necesidad.

El incidente ha puesto de relieve los peligros de cavar agujeros profundos en la arena, con estadísticas que muestran que entre 1997 y 2007, 31 personas murieron y 52 resultaron enterradas debido a derrumbes de arena. Estas víctimas, en su mayoría jóvenes, destacan la importancia de la seguridad en las actividades recreativas en la playa.

Mientras los bomberos luchaban desesperadamente por rescatar a Sloan, utilizando palas y tablas para retirar la arena del agujero, la comunidad se unió en el dolor y la esperanza de un milagro que lamentablemente nunca llegó.

La muerte de Sloan Mattingly es un recordatorio sombrío de los peligros que pueden acechar en los lugares más idílicos. En medio del dolor y el pesar, la comunidad se une para brindar apoyo y consuelo a una familia destrozada por la pérdida de su ser más querido.