julio 13, 2024

El Ministerio de Defensa ruso dijo el martes que una fragata naval rusa y un submarino de propulsión nuclear llevaron a cabo ejercicios con misiles en el Océano Atlántico mientras se dirigían a Cuba.

El submarino Kazán y el buque de guerra Almirante Gorshkov lanzaron misiles de alta precisión contra objetivos enemigos simulados desde más de 600 kilómetros (370 millas) de distancia. Además, el almirante Gorshkov se entrenó recientemente para defenderse de un ataque aéreo, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

Los barcos forman parte de un grupo de cuatro buques de guerra rusos que llegarán a Cuba el miércoles.

El Almirante Gorshkov está equipado con los últimos misiles hipersónicos Zircon, informó AP. Esta arma, destinada a cruceros, fragatas y submarinos rusos, puede apuntar tanto a barcos enemigos como a instalaciones terrestres.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha elogiado al Zircon por su capacidad para romper cualquier defensa antimisiles actual, con una velocidad nueve veces más rápida que el sonido y un alcance superior a los 1.000 kilómetros (más de 620 millas).

La semana pasada, Cuba afirmó que este tipo de visitas son de rutina para unidades navales de naciones amigas y que los barcos no portan armas nucleares ni representan una amenaza para la región. Pese a ello, Estados Unidos seguirá de cerca la visita debido a las elevadas tensiones con Rusia por el conflicto en Ucrania.

Un funcionario estadounidense dijo a los periodistas la semana pasada que, si bien Estados Unidos no considera que la medida sea una amenaza, la Marina estadounidense seguirá de cerca los ejercicios.

Rusia ha utilizado el Almirante Gorshkov para probar y desplegar misiles de crucero hipersónicos Zircon y participó en ejercicios conjuntos con las armadas china y sudafricana en 2023.