julio 14, 2024

En los últimos días, en redes sociales se viralizó el caso de una paciente que falleció tras ser sometida a una cirugía para retirarle un feto calcificado que llevaba en su interior desde hace más de 30 años.

Se trata de una mujer de brasileña de 81 años que residía en un municipio de Aral Moreira y acudió el pasado 14 de marzo al Hospital Regional Dr. José de Simone Netto, en la ciudad de Ponta Porã.

Según la información suministrada por el hospital al que ingresó, la paciente se dirigió al centro inicialmente por una infección grave, por lo que le realizaron una tomografía en la zona pélvica y fue cuando el equipo médico descubrió que la mujer tenía un “feto calcificado”.

De acuerdo con los expertos, esta es una rara condición en mujeres embarazadas denominada ‘litopedia’, que significa “bebé de piedra” y es causada por un óvulo que se fertiliza fuera del útero y deriva en la muerte del feto y su posterior calcificación.

Debido a que el embarazado es asintomático o no se diagnostica el feto, este comienza una etapa de petrificación en el útero. Aunque el feto sigue creciendo, no sobrevive y muere.

Durante este proceso, el sistema inmunológico de la madre reconoce al feto como un objeto extraño y para protegerla de una infección, reacciona calcificándolo, mientras ocurre la deshidratación de los tejidos. Seguido a esto, se forma una pared mediante el depósito de calcio y allí el feto se convierte en un litopedion momificado.

La mujer, que desconocía esta situación, había sufrido una caída la semana anterior por lo que fue transferida de urgencia al hospital de Ponta Porã.

Teniendo en cuenta la gravedad del caso, el equipo médico procedió a realizar la extracción quirúrgica del feto para poder controlar la infección que sufría la mujer y que amenazaba su vida. No obstante, tras la cirugía que se realizó el 15 de marzo, la mujer falleció al día siguiente.

Finalmente, la dirección del hospital expresó sus condolencias por el fallecimiento de la mujer y señaló que llevarán a cabo una investigación más detallada sobre el caso de la mujer indígena, que según sus familiares, evitaba acudir a exámenes médicos y solo se aplicaba remedios alternativos en casos donde estaba en riesgo su salud.