julio 14, 2024

El hecho ocurrió en el municipio de Atibaia, San Pablo. La Justicia investiga el caso como abuso sexual porque se trata de una joven de 15 años.

Una brasileña de 34 años confesó haberle cortado el pene a su marido luego de enterarse de que la engañaba de su sobrina. Tras cometer el ataque, ocurrido el pasado 22 de diciembre, la mujer decidió acercarse a una comisaría de Atibaia, San Pablo, para entregarse. A su vez, la Justicia investiga el caso como abuso sexual porque la sobrina es una adolescente de 15 años.

Según el informe policial, la mujer descubrió que, el día de su cumpleaños, su pareja había tenido relaciones sexuales con la joven. Luego, esperó a que el hombre llegara a su casa para llevar adelante el ataque.

La pareja tuvo sexo y durante el acto lo ató de manos y pies para tenerlo inmovilizado, después tomó una navaja y le cortó el pene. Luego, tomó una foto y lo arrojó por el inodoro. Enseguida, la mujer se acercó junto a su hermano a una comisaría para confesar el hecho.

De inmediato, fue detenida y acusada de intento de asesinato, por lo cual, si es encontrada culpable, podría purgar una pena en prisión que llegaría incluso hasta los 20 años. Por otro lado, el hombre fue asistido y trasladado a un hospital, pero aún no se ha actualizado su estado de salud.

La investigación de las autoridades está en curso y, por ahora, no se ha podido confirmar si las afirmaciones de la mujer son reales. Debido a que la chica es menor de edad, la Justicia investiga el caso como abuso sexual.