julio 20, 2024

Un grupo de ladrones asaltaron este lunes por la noche oficinas de la embajada de España en México. El hecho sucedió en la colonia Polanco de la Ciudad de México, una de las zonas de mayor poder adquisitivo de esta capital.

Es un golpe a la percepción general de seguridad porque Polanco suele considerarse como una«burbuja» en una ciudad acostumbrada a todo tipo de sucesos ilícitos.

La Embajada informó este martes que personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México detuvo a un hombre señalado como probable responsable del intento de robo de una caja fuerte.

En concreto, tras realizar diversas entrevistas y tras el análisis de las cámaras de videovigilancia del lugar, se pudo saber que un empleado de la empresa de seguridad privada intentaba llevarse una caja fuerte que contenía dinero en efectivo y varios cheques, por lo fue detenido.

Los ladrones redujeron al vigilante, quien sufrió heridas menores, y se llevaron un monto en efectivo que no ha sido especificado por cuestiones de seguridad de la misión diplomática. El vigilante fue interrogado para dar su versión de lo sucedido cerca de la medianoche en las oficinas que le correspondía custodiar.

Los hechos ocurrieron cuando, a través de la frecuencia de radio, se reportó el asalto en el inmueble, mientras que, al llegar, los policías se entrevistaron con los trabajadores del sitio, quienes apuntaron que varios sujetos asaltaron y trataron de llevarse dinero en efectivo.

Este hecho de que empresas u oficinas son asaltadas con complicidad de quienes deberían custodiarlas es frecuente en México. Generalmente, los empleados de las empresas de seguridad privada están fuertemente armados, pero con condiciones laborales muy precarias, expuestos al crimen con poca preparación y con salarios de menos de 500 euros mensuales.

Es difícil conocer el alcance del fenómeno porque las empresas generalmente no informan cuando son atracadas y el tema se mantiene bajo reserva hasta que se produce algún arresto.