julio 14, 2024

La Cancillería de Venezuela ha anunciado hoy jueves la suspensión de las actividades de la Oficina Técnica de Asesoría del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Caracas. El Canciller Yván Gil declaró que la oficina está incumpliendo con la Carta de las Naciones Unidas al incrementar sus ataques contra Venezuela, siendo instrumentalizada para mantener un discurso contra la administración de Maduro.

«El Gobierno ha tomado la decisión de suspender las actividades… y revisar los términos de cooperación técnica», afirmó Gil. El personal de la oficina tiene 72 horas para abandonar el país. El Canciller denunció la falta de pronunciamiento de la instancia contra las tramas conspirativas desmanteladas por el Estado venezolano, las cuales pretendían desestabilizar al Gobierno y asesinar a dirigentes políticos.

La medida refleja la creciente tensión entre el gobierno de Maduro y los organismos internacionales de derechos humanos, y plantea interrogantes sobre el futuro de la cooperación entre Venezuela y la ONU en materia de derechos humanos.