julio 13, 2024

Otro alto ejecutivo del gigante petrolero ruso Lukoil murió en circunstancias misteriosas tras las críticas de la empresa a la invasión a Ucrania.

Vitaly Robertus se suma a la lista de al menos cinco muertes de altos ejecutivos de la segunda compañía de combustibles más importante del país.

Vitaly Robertus, vicepresidente del gigante petrolero ruso Lukoil —el segundo mayor productor de petróleo del país— murió “repentinamente” a la edad de 54 años, convirtiéndose en el último miembro de la élite del Kremlin que fallece en circunstancias misteriosas.

“Lamentamos profundamente informarles de que el vicepresidente de la empresa, Vitaly Robertus, ha fallecido repentinamente a la edad de 54 años”, dijo Lukoil en un comunicado publicado el miércoles en su página web.

Fue encontrado ahorcado en el baño de su oficina por su jefe en el gigante energético Lukoil, vinculado al Kremlin, se informó hoy.

Se trata de la quinta muerte de un alto ejecutivo de Lukoil desde que comenzó la invasión de Rusia a Ucrania en febrero de 2022.

Lukoil dijo que Robertus había trabajado con el gigante petrolero durante más de 30 años, comenzando como economista, y que había sido galardonado con “premios estatales y departamentales por su éxito en el desarrollo del complejo nacional de combustible y energía.”

“En nuestra memoria seguirá siendo un líder con talento, una persona polifacética, un colega simpático”, escribió Lukoil. “El equipo de LUKOIL expresa sus profundas condolencias a la familia y amigos de Vitaly Vladimirovich Robertus”.

Robertus también era conocido por ser un destacado aeromodelista. Fue Maestro Honorario de Deportes de la Federación Rusa, siete veces campeón de Rusia de aeromodelismo y cuatro veces campeón del mundo. También era piloto cualificado de avión y helicóptero.

El canal ruso de Telegram VCHK-OGPU informó que Robertus se suicidó en su lugar de trabajo: habría sido encontrado ahorcado en su despacho.

Según fuentes citadas por el canal, Robertus no mantenía buenas relaciones con el vicepresidente senior de Lukoil, Oleg Pashaev. Robertus se quejaba de que Pashaev lo acosaba y le hacía la vida imposible.

Lukoil y una extraña serie de muertes
Robertus es el cuarto alto directivo de Lukoil que fallece en los últimos dos años, informó la publicación rusa RTVI.

En mayo de 2022, un antiguo alto directivo de Lukoil, el multimillonario Alexander Subbotin, murió en circunstancias misteriosas a la edad de 44 años. Fue hallado muerto en el sótano de la casa de un chamán en Mytishchi, ciudad situada al noreste de la capital, Moscú, tras sufrir un aparente ataque al corazón. Su cuerpo fue descubierto en un sótano supuestamente utilizado para “rituales vudú jamaicanos”.

Una de las teorías que circulan es que Subbotin fue envenenado con veneno de sapo, lo que le provocó un ataque al corazón.

Meses después, el 1 de septiembre de 2022, el presidente de Lukoil Ravil Maganov, fue hallado muerto tras caer desde la ventana de un hospital en Moscú. Las circunstancias que rodearon la caída de este hombre de 67 años siguen sin explicarse. Maganov trabajaba en Lukoil desde 1993. El servicio de prensa de la empresa informó de que había muerto “tras una grave enfermedad”. Maganov había estado ingresado en el hospital por un antiguo problema cardíaco y cayó desde la ventana de un sexto piso, muriendo en el acto.

Esa misma mañana, Putin acudió al hospital para presentar sus últimos respetos a Mikhail Gorbachov, el último dirigente soviético, fallecido esa misma semana.

En octubre de 2023, Vladimir Nekrasov, presidente del consejo de administración de la empresa, falleció a los 66 años, al parecer a causa de una insuficiencia cardíaca aguda.

Nekrasov mantenía estrechos vínculos comerciales con Vladimir Lebedev, de 60 años, senador ruso y partidario de la guerra, estrechamente vinculado al Kremlin, que también falleció en noviembre tras sufrir un “ataque al corazón”.

En marzo de 2022, Lukoil criticó públicamente la invasión rusa de Ucrania.

El consejo de administración de la empresa emitió entonces una declaración en la que expresaba “su más profunda preocupación por los trágicos acontecimientos de Ucrania”.

Decía: “Haciendo un llamamiento para que se ponga fin cuanto antes al conflicto armado, expresamos nuestra sincera empatía por todas las víctimas, afectadas por esta tragedia. Apoyamos firmemente un alto el fuego duradero y la resolución de los problemas mediante negociaciones serias y diplomacia.”

Ha habido otras numerosas muertes inexplicables de destacados rusos desde que el presidente Vladimir Putin lanzó una invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022.

En diciembre de 2022, Pavel Antov, miembro del partido Rusia Unida de Putin y rico magnate de las salchichas que en su día criticó la invasión de Ucrania por Putin, fue hallado muerto tras caer desde una ventana en la India.

Además de todos los altos ejecutivos de Lukoil y miembros de la élite rusa, varios generales y altos mandos militares rusos han muerto desde el comienzo de la guerra.

Con información de Infobae.