junio 21, 2024

El pasado mes de agosto, el mundo quedó sorprendido cuando un piloto ruso, Maxim Kuzmínov, desertó llevándose consigo un helicóptero Mi-8 para entregarse al Ejército ucraniano. Sin embargo, este lunes, el medio ucraniano ‘Kyiv Post‘ informó sobre el hallazgo del cuerpo de Kuzmínov en España.

La noticia fue confirmada por el representante de la inteligencia militar ucraniana, Andrí Yusov, quien indicó que «se puede confirmar el hecho de la muerte» del piloto, aunque no especificó el lugar exacto donde fue encontrado.

Maxim Kuzmínov, de 28 años, originario del sur de Rusia, había expresado su deseo de evitar la guerra y buscaba un trabajo pacífico. Tras graduarse de la Escuela de Aviación de Sizran, fue destinado al Lejano Oriente ruso, donde adquirió fama de ser una persona tranquila. Sin embargo, sus temores a morir en la guerra y a ser capturado en Ucrania lo llevaron a tomar la decisión drástica de desertar.

Después de aterrizar en Ucrania, Kuzmínov resultó herido, pero recibió atención médica oportuna. En un vídeo difundido por Kiev, se le veía junto a su familia en territorio ucraniano, mientras en Rusia se iniciaba una causa por «traición» en su contra. Los familiares de sus dos compañeros, que fueron abatidos tras negarse a rendirse, expresaron su deseo de que Kuzmínov pagara con su vida por sus acciones.

Según los informes, el cuerpo de Kuzmínov fue encontrado asesinado a tiros, con al menos cinco balas en el cuerpo, en la localidad de Villajoyosa, en Alicante, España, una zona que alberga una significativa comunidad rusa y ucraniana. Aunque esta información no ha sido confirmada oficialmente por las autoridades españolas.